5.728 vehículos controlados y 65 denuncias en la campaña sobre el uso del cinturón

63 de las infracciones se han detectado en carreteras convencionales y sólo dos en autopistas

cinturón seguridadLa campaña de vigilancia del uso del cinturón de seguridad y sistemas de retención infantil (SRI) llevada a cabo por la DGT entre los días 12 y 18 de este mes de septiembre, se ha saldado en la provincia de Huelva con el control, por parte de la Agrupación de la Guardia Civil de Tráfico, de 5.728 vehículos y 65 denuncias formuladas (el 1,13%).

Entre los datos más destacados que arroja esta campaña, señalar que 30 de las denuncias han sido por no llevar el cinturón de seguridad el conductor del vehículo y 29 por no llevarlo abrochado alguno de los pasajeros. Esto significa que de los 9.656 conductores y pasajeros obligados a usar el cinturón de seguridad y que circulaban por las carreteras de la provincia en los 5.728 vehículos controlados a lo largo de esta campaña, el 99,3% lo tenían correctamente abrochado.

Respecto al uso del SRI, de los 255 niños menores de 1 metro 35 centímetros que han sido detectados en esta campaña, seis no tenían colocados este sistema de seguridad.

Por último, indicar que 63 de las infracciones se han detectado en carreteras convencionales y tan sólo dos es autopistas.

Salvavidas

Esta campaña de la DGT ha tenido como objetivo incidir en la utilización del cinturón y el SRI como el sistema de seguridad vial más sencillo y rentable en todo tipo de vías y trayectos, además de ser imprescindibles para que el airbag pueda ser totalmente eficaz.

En Huelva, el 17% de los conductores y pasajeros fallecidos en vías interurbanas durante 2015 no llevaba puesto el cinturón de seguridad en el momento del accidente. Ante este dato, resulta imprescindible remarcar que el uso del cinturón reduce a la mitad el riesgo de muerte en caso de siniestro.

Además, su uso correcto impide que el ocupante salga expulsado del vehículo en caso de impacto y distribuye las fuerzas del choque sobre las partes más fuertes del cuerpo. No utilizar el cinturón de seguridad en los asientos traseros supone un gran riesgo, ya que en un impacto frontal, la probabilidad de que un ocupante de los asientos de atrás golpee mortalmente a otro pasajero de los asientos delanteros puede ser hasta 8 veces mayor.

La campaña de vigilancia desarrollada la semana pasada ha coincidido con la vuelta al cole. Por este motivo, la DGT ha aprovechado para recordar a los adultos que las prisas y los desplazamientos cortos para llevar o recoger a los niños del cole no son excusas para no poner el cinturón de seguridad del niño o anclarle bien en su sistema de retención correspondiente. Este tipo de desplazamientos cortos es donde se acumula el mayor número de conductas de riesgo.

Para conseguir entre todos que ningún niño fallezca en accidente de tráfico por no ir correctamente sentado en su sillita, se incluyó en la reforma de la Ley de Seguridad Vial, la posibilidad que tienen los agentes de Tráfico de inmovilizar el vehículo si se viaja con menores y no se dispone del dispositivo de retención infantil.

SRI

En materia de sistemas de retención infantil hay que recordar que son obligatorios para niños con una altura inferior a 1,35 metros, aunque es recomendable que los sigan usando hasta que midan 1,5 metros. El SRI deberá instalarse siempre en los asientos traseros del vehículo, sólo podrá hacerlo en el delantero cuando hayas otros niños con estos sistemas ocupando los traseros. Recuerde que los sistemas más seguros son los que se colocan en sentido contrario al de la marcha, pero que requieren que siempre que se pongan en los asientos delanteros se desactive el airbag.

Cuando vaya a adquirir un SRI, recuerde que la silla siempre debe estar homologada (etiqueta E), que le indicará para qué vehículos es válida y la talla y peso de los niños que pueden utilizarla. Siempre debe instalarse conforme a las instrucciones, por lo que cuando vaya a adquirir una debe pedir las explicaciones necesarias que le permitan la máxima eficacia en la protección de sus niños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *