Junta de Andalucía

TERETES.
El abandonismo del Torrejón.
[Paco Velasco]

Paco VelascoQue Huelva es una ciudad relegada, olvidada y abandonada a su suerte, nadie lo duda. En correspondencia con lo anterior, si hay un barrio crucificado en nuestra mortecina ciudad, El Torrejón es señalado por todos.

Las actuaciones urbanísticas de la Junta de Andalucía en ese trocito de nuestra Huelva rayan en el delito. Se invierten millones en la rehabilitación de sus viviendas y, por arte de magia/mafia griñana de la Junta, se pierde la pasta y las viviendas duermen la pesadilla del injusto institucional.  La parálisis del complejo inmobiliario es lamentable. Parálisis que desnuda, por dentro de las viviendas, grietas que dejan penetrar las humedades, y en el exterior de las mismas, la precaria seguridad y la difícil accesibilidad deslucen todavía más. Susana Díaz ha heredado, sin beneficio de inventario, la herencia de sus queridos Chaves y Griñán, los señores del feudo de San Telmo. Mientras la augusta dama se regodea en sus apariciones públicas y gasta inútil labia en proclamar la inocencia, pese a los jueces y fiscales, de sus amigos del PSOE, centenares de vecinos padecen las consecuencias de una política nefasta por inmunda.

Gabriel Cruz, el alcalde actual de la villa, exhibe su pétreo rostro sonriente en medio del vendaval de carencias que azota a sus conciudadanos. Uno se pregunta, entre tantas incógnitas sin despejar, cómo es posible que el máximo representante municipal no hubiera exigido a los organizadores de La Magna que la procesión solemne se celebrase en la avenida principal del Torrejón en lugar de en la céntrica Gran Vía de la capital. No critico, en absoluto, el desarrollo de la procesión religiosa del pasado sábado. De ninguna manera. En mi opinión, subjetivada por el descreimiento que me caracteriza, el cortejo constituyó todo un éxito desde varios puntos de vista, especialmente en el organizativo, en el cultural y en el artístico.

Sin embargo, a fuer de colocarnos el traje solemne de la regeneración moral, acaso el alcalde debió apoyar la celebración del multitudinario acto por las calles de las barriadas más desfavorecidas, especialmente por El Torrejón. Salvo que, como ocurría en tiempos de la dictadura de Franco, las autoridades civiles y religiosas se empeñen en tapar aquellas “Colonias” embarradas de los años cincuenta y sesenta de la pasada centuria y mostrar al caudillo de aquella España superada, los soportales que parten de la Plaza de las Monjas.

La Huelva de los barrios no es menos que la Huelva del centro. Todos pagamos los mismos impuestos mas no recibimos idénticas prestaciones e iguales servicios. El Torrejón, como otros enclaves de nuestra ciudad, es tratado como un gueto del que se huye a calzón quitado. Y eso no puede ser. Gabriel Cruz debiera saber que es alcalde de todos y no de unos cuantos onubenses. De ahí la propuesta que le planteo: la próxima cabalgata de los Reyes Magos ha de tener su sede consistorial en la Asociación de Vecinos de El Torrejón en vez de en la avenida Martín Alonso Pinzón. De esta forma, los onubenses podremos enorgullecernos de que el gueto ha dejado de ser tal y que todos los vecinos, dentro de sus territorios, somos iguales ante la ley.

Dicho queda.

One Response to TERETES.
El abandonismo del Torrejón.
[Paco Velasco]

  1. Hacía tiempo que no pasaba por aquí, pero la verdad es que es difícil desbarrar más y decir más tonterías en tan poco espacio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *