Un centenar de personas malviven en una urbanización inacabada de Almonte

Más de un centenar de personas, la mayoría de ellas procedentes de países del este de Europa como Rumanía o Bulgaria, han venido ocupando durante los últimos años una promoción de viviendas inacabadas en la Calle Camino de los Llanos de la localidad de Almonte donde habitan en condiciones “deplorables” y donde se han detectado graves problemas de salubridad y a niños sin escolarizar entre otros problemas.

Según ha informado el concejal de Seguridad del Ayuntamiento de Almonte, Antonio Joaquín Díaz, en declaraciones a Europa Press, la construcción de estas viviendas se paralizó hace unos cuatro años cuando la empresa entró en concurso de acreedores, pero las mismas estaban “en una fase avanzada” por lo que, una vez paralizada las obras, algunas personas empezaron a ocuparlas, algo que “poco a poco ha ido a más”.

Desde el Ayuntamiento de Almonte ya han dado trasladado a la Subdelegación del Gobierno de esta problemática y han iniciado los trámites que están dentro de sus competencias para intentar llevar a cabo soluciones en este ámbito.

La Policía Local ha procedido ya a la identificación de las personas que residen allí y que era “una de las partes más complicadas” y del mismo modo también se han llevado a cabo estudios por parte de las concejalías de Salud y de Bienestar Social para analizar la situación en la que viven estas personas.

Desde el área de Bienestar Social del Ayuntamiento de Almonte están “especialmente preocupados” por la situación de los menores, ya que se han detectado algunos “sin escolarizar” además de bebés que “no viven en las condiciones adecuadas de salubridad”. Ya que las viviendas no cuentan con licencia de ocupación y por tanto no tienen acceso a electricidad y agua potable de manera legal. No obstante, desde el Ayuntamiento han detectado que sí tienen corriente eléctrica por lo que sospechan que han realizado un enganche ilegal en el alumbrado público.

Una vez finalizado el concurso de acreedores de la empresa la propiedad de las viviendas ha sido tomada por una entidad financiera –cuyo nombre no han querido desvelar– quién a su vez ha iniciado una batalla judicial en los juzgados de La Palma del Condado para proceder a los desahucios de este centenar de personas.

También, al menos tres familias que en su día fueron reservistas de las viviendas y adelantaron una cantidad a la empresa constructora, han presentado denuncia con la intención de habitar en el futuro esas viviendas de forma legal.

El concejal de seguridad del Ayuntamiento de Almonte ha señalado además que los vecinos de la zona han presentado denuncias contra estos habitantes, muchas de ellas por cuestiones de “salubridad y convivencia”.

Según Antonio Joaquín Díaz, todos estos informes municipales ya obran en manos de la Subdelegación del Gobierno para que llegado el momento se tome la mejor decisión y recientemente han tratado este tema en una Junta Local de Seguridad en la que Antonio Joaquín Díaz ha asegurado que “es un tema de compleja solución y un problema en el que venimos trabajando desde el inicio de la legislatura”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *