Mesa de la Ría pide al pleno de Huelva que se posicione “por una Doñana sin gas”

Gas DoñanaMesa de la Ría pedirá en el próximo pleno del Ayuntamiento de Huelva que los grupos se posición contra los proyectos de Gas Natural y los trabajos de Repsol, por una Doñana libre de gas.

Ambas empresas operan desde los años 90 en Doñana y ambas empresas proyectan inyectar gas. REPSOL a través de su empresa RIPSA (Repsol Investigaciones Petrolíferas) podría estar inyectando gas en la Costa de Doñana, sin evaluar ambientalmente,  según se deduce de las pesquisas del Defensor del Pueblo Español.

REPSOL, un caso menos mediático que Gas Natural por desconocimiento de los grupos ecologistas, funciona con autorizaciones dadas mediante antiguos Reales Decretos 1824/1995 y 1825/1995, publicados en el BOE nº 292 de 97/12/1995, que ya incluían en su contenido que “durante la explotación del campo gasístico, se ha previsto establecer períodos alternativos de producción e inyección de gas en el yacimiento, con la finalidad de verificar su posible utilización como almacenamiento subterráneo de gas natural”

REPSOL extrae gas desde 1995 de sus pozos marinos Poseidón Norte y Poseidón Sur, transporta el gas desde la costa de Doñana hasta sus instalaciones en tierra en la zona occidental de Doñana, a sólo 30 metros del LIC Doñana e inyecta el gas en los mismas redes de gaseoductos de la empresa GAS Natural, que discurren dentro de zonas LIC y Zonas de Especial Conservación de Doñana.

La Junta de Andalucía concedió hace un año la Autorización Ambiental Unificada a una actividad fraccionada de REPSOL, el “Proyecto de Planta Móvil de Tratamientos de Aguas de Formación en la Base de Poseidón en Huelva (AAU/HU/007/15)” en Mazagón, una nueva depuradora de unas aguas contaminadas que anteriormente se vertían con camiones cisternas en Matalascañas y hace dos años en la depuradora municipal de Huelva, lo que fue denunciado por Mesa de la Ría al Ayuntamiento y Aguas de Huelva hasta su paralización, y, junto a los proyectos de Gas Natural, también al Parlamento Europeo, UNESCO y al Defensor del Pueblo Español.

A instancias de Mesa de la Ría el Defensor del Pueblo Español abrió expediente en 2013 e interpuso preguntas a las autoridades sobre, si REPSOL tiene evaluada ambientalmente su actividad en la costa de Doñana, la respuesta fue no.

El Defensor del Pueblo Español, en su escrito dirigido a Mesa de la Ría el 3 de julio de 2015, concluía que  “De lo informado por las Administraciones públicas no se concluye cuáles fueron los motivos por los que no se realizó una evaluación ambiental conjunta de la explotación de gas; es decir, de la parte marina (que es donde la explotación se desarrolla fundamentalmente) y de la parte terrestre, que parece haber sido la única evaluada. Lo fue por el órgano ambiental autonómico -pese a ser estatal el órgano sustantivo- por hallarse el proyecto terrestre sometido a evaluación de impacto bajo la legislación autonómica. Tampoco parece haberse evaluado separadamente la parte marina ni su afección al Parque Nacional de Doñana, frente a cuyas costas se ubica.”

En otro escrito de 28 de marzo de 2016, el Defensor señala que “según información de la que se dispone en esta institución, podría haberse estudiado o estarse estudiando la viabilidad de almacenamiento de C02  [sic Gas Natural] en el campo de producción en Poseidón para los yacimientos ya agotados, para finalmente preguntar al Gobierno la “Descripción de la actividad que actualmente se realiza en las instalaciones Poseidón Norte y Poseidón Sur y si se ha estudiado o se va a estudiar la viabilidad del campo para el almacenamiento subterráneo de gas natural. (…)

UN NUEVO CASTOR EN DOÑANA

Considerando que los decretos de 1995 consideraban establecer períodos alternativos de producción e inyección de gas en el yacimiento y la elevada descarga de aguas geológicas producida en los últimos años, resulta fácil interpretar que en la costa de Doñana puede estar operando otro “Castor”. Consideramos que, ante tal descontrol ambiental, es muy probable que REPSOL esté inyectando gas en sus pozos vacíos, pero a diferencia de Castor o la propia Gas Natural, sin tener Evaluación de Impacto ambiental ni, por supuesto, Autorización Ambiental Unificada (adaptación a la ley GICA), acogiéndose a viejas autorizaciones sin evaluar ni adecuar a la legislación.

Por todo ello, Mesa de la Ría instará al pleno del Consistorio se posicione  contra todo el gas en Doñana, contra todos los proyectos gasísticos y gaseoductos que afectan a Doñana.

GAS Natural y REPSOL son empresas que están convirtiendo Doñana en un complejo gasístico de extracción e inyección, generando graves riesgos sísmicos y ambientales a Doñana y a los habitantes del entorno, por lo que el Ayuntamiento debería liderar frente al Gobierno y la Junta, un cambio de modelo en el entorno de Doñana que fomente las energías limpias, renovables y descentralizadas, que permita una Doñana libre de gas, libre de Gas Natural y de REPSOL.

 

 

One Response to Mesa de la Ría pide al pleno de Huelva que se posicione “por una Doñana sin gas”

  1. Izquierda Unida no la admitió.
    Hay intereses en pelear sólo por contra el mediático proyecto de Gas Natural.
    Doñana es lo de menos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *