El taller de pintura ayamontino ‘El Rellano’ expone en Huelva

ambiente eneral de la inauguracion. foto de familia. Gema Cayuela. Rosa cabalga.(Texto y fotos: José Luis Rúa) Resulta difícil ver cómo cambian las estaciones, como el tiempo se abriga con trajes de colores distintos y sin embargo, no deja de sorprendernos al ver como nuestros artistas, los pintores de Ayamonte, a nivel individual o en asociación de talleres, se están mostrando al publico constantemente. Lo último de su trabajo, lo más reciente, lo más innovador, se hace presente en cualquier pared que se deje posees por estos lienzos. Son los pintores de Ayamonte en constante movimiento.

Para esta ocasión en un espacio nuevo, en una cafetería que quiere unirse a la inquietud cultural, en un nuevo templo de la exposición en Huelva capital. “9 balcones” da cobertura y cobijo a Atelier de exposiciones, como espacio alternativo. Y así es como hemos asistido de la mano de su líder, Franc Buceta, a la exposición “Cinco para nueve”, una muestra de las componentes del taller de pintura “El rellano” de Ayamonte.

Como madrina de esta iniciativa, la pintora María Isabel Castilla que arropó la presentación de estas mujeres incansables e inquietas y dispuestas a recorrer caminos, con tal de poder mostrar sus inquietudes y sus resultados. Gema Cayuela que va creciendo como artista según pasan los días y los lienzos. Su Molino del pintado, en verdes, su bodegón de higos del tiempo compitiendo con la misma realidad. Genial. Mari Bella Mateos recreándose en sus rostros provocadores y personales. Rosa Gómez, la francesa imaginaria, paseando por sus paisajes parisinos llenos de color y vida. Fátima Concepción y su visión de parques y jardines repletos de verdes y perspectivas y su serpiente multicolor de sombrillas en su playa de Isla Canela y finalmente Rosa Cabalga, dulce en la pincelada y repleta de suaves tonalidades, donde su campo de amapolas se deja querer en cualquier época.

Diecisiete obras, diecisiete maneras de expresarse. Cinco mujeres unidas por la amistad y los pinceles, y nueve balcones abiertos a los enamorados de la pintura, la música, la poesía y la inquietud y las buenas maneras. Exposición abierta al público hasta finales de mes, en el cruce de caminos entre la calle Las Bocas y la calle Rascón de nuestra capital. Cita para anotar en la agenda cultural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *