Unas jornadas analizarán la realidad de las personas migrantes en la capital

Edificio Gota de LecheEl Consejo Local de Personas Migrantes ha celebrado una reunión en la que se ha decidido organizar para el mes de noviembre unas jornadas participativas para ofrecer un diagnóstico de la situación de este colectivo en la ciudad y, en función de las necesidades que se detecten, fijar acciones específicas y trabajar en una mayor coordinación entre las entidades que intervienen en este ámbito.

Como ha explicado la concejala de Políticas Sociales e Igualdad, Alicia Narciso, en dicha convocatoria “se hará un análisis conjunto de la realidad de las personas migrantes para reorientar el papel de este Consejo Local con medidas más eficaces, buscando la complementariedad y las sinergias entre todas las partes implicadas para que la intervención a nivel social sea más eficaz”.

Se trata de la sexta reunión que convoca el Ayuntamiento de Huelva en este mandato, en el que el equipo de Gobierno asumió el doble cometido de reactivar los consejos locales como vehículos de participación ciudadana y, en lo que respecta en particular al de Personas Migrantes, impulsar políticas que velen por la integración y atención social a este colectivo “desde nuestro compromiso –ha manifestado Narciso- de trabajar por dignificar la vida de las personas que habitan en una Huelva que debe ser cada vez más integradora, tolerante y referente en la convivencia social”.

En esta vertiente se canaliza el papel de un órgano que, a su vez, participa en la Comisión para la Erradicación del Chabolismo, para abordar este problema específico, y ahora se dispone a revisar sus objetivos y protocolos con carácter general para el conjunto de necesidades que presenta este colectivo.

En el Consejo Local de Personas Migrantes, además de la Concejalía de Políticas Sociales e Igualdad, están representados grupos políticos municipales, la Policía Local, la Subdelegación del Gobierno, sindicatos, empresarios, entidades de asistencia humanitaria, colectivos de inmigrantes y el movimiento vecinal.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *