La sociedad de Huelva arropa el nacimiento de la Fundación Laberinto

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Desde administraciones como el Ayuntamiento de Huelva y la Junta de Andalucía pasando por el sector empresarial y ciudadanos anónimos, la sociedad onubense ha brindado la mejor acogida posible al nacimiento y presentación de la Fundación Laberinto. Se trata de una entidad que nace con el objetivo de impulsar la construcción del llamado Centro Polivalente Palante-Popal, un espacio dotado de los recursos humanos y materiales más adecuados donde poder prestar la atención especializada que precisan los jóvenes de hasta 21 años que sufren algún tipo de enfermedad rara y que, al finalizar su etapa de escolarización, se encuentran con grandes dificultades y recursos para avanzar en su formación, e incluso, para sencillamente expandir su ocio.

“La Fundación Laberinto es la consecuencia del inconformismo de un grupo de padres y madres que reivindicamos para nuestros hijos con algún tipo de enfermedad rara las mismas posibilidades de educación, de formación y de vida de los demás”, sintetizó Pilar Pereda, presidenta de la Fundación.

En su presentación, Pereda detalló que, además de la construcción, la Fundación Laberinto se ocupará de la puesta en marcha y del mantenimiento del Centro Polivalente, que estará abierto todos los días hábiles del año en horario de mañana y tarde. Las horas matinales se reservarán a los jóvenes de hasta 21 años a los que se ofrecerán terapias ocupacionales para que sigan creciendo en su formación. Las tardes serán para los más pequeños con actividades extraescolares que les facilite su ocio.

El planteamiento inicial es empezar a trabajar con una veintena de niños, si bien se trabaja en la identificación de todos aquéllos en Huelva que podrían necesitar de la atención de este centro. Sólo en el Colegio Sagrada Familia de la capital se han localizado ya unos 110 niños que podrían necesitar los servicios del Centro Palante-Popal. “No es justo ni bueno para ellos que, al llegar los 21 años y terminar su proceso de escolarización, estos jóvenes tengan que quedarse en casa sólo en manos de lo que sus padres puedan ofrecerles. Todo lo que aprenden, lo olvidan si no se trabaja continuamente con ellos. Es lo que pretendemos”, explica Pilar Pereda.

Para la futura construcción del centro, que será pionero en Andalucía, la Fundación Laberinto ya ha solicitado al Ayuntamiento de Huelva suelo dotacional, en tanto que la empresa Gabitel ha diseñado el proyecto del edificio y lo ha hecho de forma completamente gratuita. Es el caso de otros profesionales onubenses de diferentes ámbitos de la actividad que trabajan para la Fundación Laberinto desde el más absoluto altruismo para conseguir hacer realidad el proyecto.

Muchos de ellos forman parte de los patronos de la Fundación. Entre ellos, el torero Miguel Ángel Perera, quien destacó en la presentación que “ésta es la iniciativa que impulsan padres y madres corajes para personitas muy especiales. Y todos deberíamos involucrarnos en la medida de nuestras posibilidades porque el bien que este centro
proporcione lo será para toda la sociedad”.

A la presentación de la Fundación Laberinto acudieron, entre otros representantes institucionales y políticos, los delegados territoriales de Igualdad y de Educación de la Junta de Andalucía en Huelva, Rafael López y Vicente Zarza,
respectivamente, quienes expresaron públicamente el compromiso de la administración autonómica con un proyecto “que viene a cubrir un vacío existente, un espacio al que las instituciones no hemos llegado aún y que nace de la sociedad civil a partir de necesidades reales que ella misma ha experimentado. Es muy justo lo que se propone, por eso vamos a formar parte de ello hasta conseguirlo”, coincidieron.

Una vez constituida, la Fundación Laberinto comienza el arduo camino de la consecución de fondos. El primer paso se proponen darlo este próximo sábado 8 de octubre con la celebración en la Plaza de Toros La Merced de las I Jornadas Deportivas en Familia, un encuentro solidario que ofrecerá la práctica en el mismo ruedo del coso onubense de múltiples disciplinas deportivas impartidas por los monitores del Centro O2 Wellness Huelva, uno de los más estrechos colaboradores de la Fundación Laberinto en sus inicios.

La jornada comenzará a las 10 horas y estará cargada de deporte, de regalos, de juegos y de sorpresas. Pero, sobre todo, lo estará de solidaridad y de generosidad, la que se precisa y se solicita para la puesta en marcha de una iniciativa ideada para quienes tanto necesitan, como son las personas con enfermedades raras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *