El nuevo equipo de tratamiento a familias de Aljaraque inicia su actividad

ETS AljaraqueEl nuevo Equipo de Tratamiento a Familias con Menores en Riesgo o Desprotección de Aljaraque ha iniciado esta semana su actividad. El delegado del Gobierno andaluz en Huelva, Francisco José Romero, y la alcaldesa del municipio, Yolanda Rubio, han presidido este jueves, en compañía del delegado territorial del ramo, Rafael López, el acto de presentación de este dispositivo, que se enmarca dentro del programa de la Junta que tiene como objetivo promover los derechos y el desarrollo integral de los menores, así como apoyar a las familias para que cumplan de forma positiva el ejercicio de la función parental y den una respuesta satisfactoria a las necesidades de los niños y niñas a su cargo.

La puesta en marcha de dicho programa en Aljaraque ha venido precedida de la firma de un convenio de colaboración entre las administraciones autonómica y local como consecuencia de que el municipio haya alcanzado la cifra de 20.000 habitantes, a partir de la cual asume las competencias en materia de servicios sociales entre su población.

En virtud de este acuerdo, la Junta, a través de la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales, es la responsable de la financiación y de prestar la colaboración y el apoyo técnico necesario, mientras que el consistorio se ocupa de su ejecución y desarrollo mediante la constitución del equipo de tratamiento familiar, integrado por profesionales de las áreas de la psicología, trabajo social y educación social, que se encarga de aplicar las intervenciones y atender a las familias participantes. La aportación económica de la administración autonómica asciende inicialmente a un total de 59.204 euros, cantidad que se prorrogará posteriormente en periodos anuales.

Intervenciones

El Programa de Tratamiento a Familias con Menores en Riesgo o Desprotección es una prestación fundamentalmente preventiva que tiene una doble finalidad: por un lado, potenciar que las familias participantes proporcionen a los menores un ambiente familiar adecuado que garantice su normal crecimiento, suprimiendo aquellos factores que pueden ser causa de desprotección y desemboquen en la adopción de medidas de protección que conlleven la separación del niño de su entorno tras decretarse una situación de desamparo. Y, por otro lado, promover, cuando sea posible, la reunificación familiar de menores sobre los que se ha adoptado con anterioridad una medida de protección, a través de la corrección de las disfunciones en la dinámica familiar que la motivaron. Así, se divide en dos subprogramas: de riesgo y de reunificación familiar.

Su aplicación es posible gracias a la firma anual de convenios de colaboración entre la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales y las corporaciones onubenses con competencias en esta área: los ayuntamientos de Huelva, Lepe, Isla Cristina, Almonte, Ayamonte y Moguer, a los que se acaba de sumar el de Aljaraque -–todos ellos con más de 20.000 habitantes-, así como la Diputación, que lo presta en los municipios con menos habitantes.

Dichos convenios van acompañados de una partida de la Junta de 1.225.935 euros que supone el 75% del coste total y que se destina a sufragar los 12 equipos de tratamiento familiar que llevan a cabo el programa en la provincia. Con la incorporación de Aljaraque se elevan a 13, así como a 41 el número de profesionales que los componen.

La labor preventiva de estos equipos, realizada con criterios de atención individualizada y proximidad, ha permitido en los últimos años un descenso del 11% en el número total de medidas de protección de menores decretadas por la Junta.

Nuevo decreto

En aras de reforzar y asegurar la continuidad del programa, este año la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales ha aprobado un nuevo decreto que lo regula y otorga rango normativo, entre cuyos avances destaca la incorporación de un nuevo sistema de financiación para hacerlo más estable –se sustituye el mecanismo de subvenciones por otro de transferencias- y garantizar el respeto de la autonomía local.

Destinatarios

Un total de 404 familias y 730 menores en riesgo fueron atendidos el año pasado por los equipos de tratamiento familiar, según la memoria de actividad del programa.

Las familias destinatarias presentan por lo general alguna de las siguientes características: tienen menores a su cargo que se encuentran en situación de riesgo social; son monoparentales con hijos menores de 18 años en situación de dificultad social; en su seno se han detectado situaciones de violencia que afectan directa o indirectamente a los menores a su cargo, y tienen hijos sobre los que se han adoptado una medida de protección previamente y existen posibilidades de retorno.

Con relación al perfil de los menores atendidos, en el apartado de riesgo social presentan una edad media de 12 años, mientras que en reunificación familiar el más característico coincide con la franja de 4 a 6 años. El número de niños por cada familia o unidad de convivencia atendida es aproximadamente de dos.

Las personas usuarias son derivadas tanto de los servicios sociales comunitarios como del servicio de Protección de Menores de la delegación territorial del ramo.

Visita a Sanyres

El delegado del Gobierno andaluz y el delegado territorial del ramo han aprovechado su visita a Aljaraque para conocer las instalaciones y, en definitiva, la actividad que desarrolla la residencia para personas mayores Sanyres, ubicada en su término municipal e integrada en la red de recursos del sistema de atención a la dependencia en la provincia.

En concreto, el centro cuenta con un total de 31 plazas concertadas con la Junta para la atención de personas mayores dependientes, a cuyo mantenimiento la administración autonómica destinó durante el año pasado alrededor de 313.000 euros.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *