Satse denuncia el “colapso” de urgencias en los hospitales por el cierre de camas

Hay cerradas 34 camas en el Juan Ramón Jiménez, 17 en el Vázquez Díaz y 32 en el Infanta Elena

Accesos a urgencias del hospital Juan Ramón Jiménez. (Foto: Alberto Díaz)

Accesos a urgencias del hospital Juan Ramón Jiménez. (Foto: Alberto Díaz)

El Sindicato de Enfermería (SATSE) de Huelva ha denunciado que la Dirección del Complejo Hospitalario está prolongando el cierre estival de camas provocando el colapso de los servicios de Urgencias. Según advierte SATSE, iniciado ya el mes de octubre, los hospitales mantienen más de 80 camas cerradas y un personal insuficiente debido a la falta de contratación, generando las consiguientes demoras en la atención a los usuarios y una sobrecarga laboral para los trabajadores.

En concreto, SATSE detalla que a 5 de octubre la Dirección del Complejo Hospitalario de Huelva mantiene cerradas 34 camas en el Juan Ramón Jiménez, 17 en el Hospital Vázquez Díaz y 32 en el Infanta Elena, a las que se suman cuatro camas reservadas en neurocirugía, incumpliendo el compromiso de tener todas las plantas en funcionamiento a fecha 1 de octubre.

Con esta situación, recalca el sindicato sanitario, se está trasladando la presión asistencial al servicio de urgencias al carecer los centros de camas suficientes para hacer frente a la demanda de asistencia, hecho al que se suma la falta de contratación de personal.

Además, para evitar los colapsos en el Juan Ramón Jiménez, SATSE denuncia que se están produciendo traslados de pacientes en ambulancias colectivas, con cuatro o cinco pacientes, al Infanta Elena, derivando la presión asistencial de un centro a otra. De esta forma, añade SATSE, los pacientes quedan pendientes de ingreso durante horas a pesar de contar los centros con camas disponibles a las que sólo sería necesario dotarlas de personal.

Por el contrario, se está incumpliendo incluso el Plan de Alta Frecuentación en el Hospital de Infanta Elena, que prevé dotar de una enfermera y una auxiliar el área de Observación de Urgencias, y se está atendiendo esta área sacando a una profesional de Enfermería de otra unidad que, a su vez, queda infradotada.

Estrés e indignación

De esta forma, advierte el sindicato, el personal se encuentra en situación de estrés e indignación por la sobrecarga laboral a la que se ven sometidos, elevando el riesgo de que se presenten elementos adversos para los usuarios derivados de las dificultades del personal de enfermería para realizar su labor asistencial en unas condiciones mínimas de calidad y seguridad.

Por este motivo, los trabajadores y los delegados de prevención están ya cumplimentando comunicados de riesgo en los que denuncian la saturación de los servicios como factor de riesgo para su labor asistencial y para la seguridad de los pacientes.

Ante esta situación el Sindicato de Enfermería pide a la Dirección Gerencia un trato más humanizado para los usuarios por encima de los factores economicistas que, para SATSE, son los causantes de esta situación. Por eso, concluye exigiendo que se adopten de manera inmediata las medidas necesarias para erradicar el problema que están sufriendo los pacientes del Complejo Hospitalario a los que no se les puede atender de manera adecuada por la falta de camas abiertas y por la necesidad de personal, poniendo así en peligro su salud.

RESPUESTA DEL COMPLEJO HOSPITALARIO

Por su parte, el Complejo Hospitalario Universitario de Huelva ha asegurado que “no son ciertas” las afirmaciones que realizadas desde el Sindicato de Enfermería (Satse) de Huelva, tras señalar que la dirección del citado complejo “mantiene más de 80 camas cerradas y un personal insuficiente debido a la falta de contratación”, al prolongar el cierre estival de camas provocando “el colapso” de los servicios de urgencias.

Según han informado a Europa Press desde el complejo hospitalario, aseguran que éste “cuenta con todas sus camas disponibles para su uso en el momento en el que sean necesarias, teniendo en cuenta el incremento progresivo de la actividad quirúrgica que se produce tras las vacaciones y la demanda asistencial de ingreso”, de la misma forma y con la misma graduación que cada año durante el mes de octubre.

Resulta también “totalmente falso”, señalan desde el complejo, que “se estén movilizando pacientes desde el servicio de urgencias del Hospital Juan Ramón Jiménez al del Infanta Elena para aliviar la presión asistencial”.

“Los pacientes que son trasladados entre centros tienen asignada previamente una cama en la unidad especializada en la que serán atendidos y son instalados allí directamente, sin tener que esperar ninguna asignación”. Dichos traslados, señalan, que se producen durante todo el año, cuentan con “todas las garantías sanitarias necesarias y se producen de forma totalmente normalizada”.

En cuanto a la actividad y el funcionamiento de las unidades de urgencias, ambas se encuentran funcionando con “normalidad” sin que se haya registrado “ningún tipo de colapso ni situación parecida, cubriendo con total garantía las oscilaciones en la demanda asistencial que presenta un servicio de estas características”.

Una vez más, lamentan, el sindicato Satse continúa con “su política de desprestigio y de alarma frente al sistema sanitario público, siguiendo con una campaña de descrédito que no beneficia ni a los trabajadores, ni a los ciudadanos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *