Unos padres de Aljaraque denuncian discriminación a su hija por parte del Ayuntamiento

(De izquierda a derecha: Pepi Gallego, Padre de Celia, Diego López, Celia y Madre de Celia)

(De izquierda a derecha: Pepi Gallego, Padre de Celia, Diego López, Celia y Madre de Celia)

(Texto: Diego López. Aljarque Información) Los padres de Celia fueron a inscribir a su hija al campamento municipal del Ayuntamiento de Aljaraque porque muchos de sus amigos y compañeros del colegio también iban. Con la sorpresa de que no fue admitida por una inapreciable discapacidad que tiene Celia, el nombre de la niña discriminada.

  1. Fuisteis a inscribirla, y le comentasteis que tenía una pequeña discapacidad. ¿Cuál es el motivo por el que os dice que ve difícil su participación en el campamento?

Mi mujer y yo nos enteramos que había un campamento urbano al que iban amigos de la clase de nuestra hija, y fuimos el último día de inscripción a apuntarla al campamento, dentro del plazo. Entré (Miguel padre de Celia) en el Ayuntamiento para preguntar por la discapacidad de mi hija, entonces me enviaron a la segunda planta a hablar con la coordinadora del campamento, que nos dio la instancia y nos dijo “no os puedo prometer nada pero otros años no han admitido a niños con problemas, hablaré con la concejala a ver qué se puede hacer”.

Entonces se levantó y fue a hablar con la concejala de política social, igualdad y educación, Inmaculada Camacho, y cuando volvió nos dijo que rellenáramos la instancia, que volvería hablar con la concejala y que si eso la pasaría por registro y nos llamaría con la decisión.

  1. ¿Cuándo os llamó la coordinadora? ¿Y qué os dijo?

Nos llamó a los dos días, diciendo que no era posible que Celia participara porque la concejala dijo que no había dinero para contratar una monitora espacial para Celia.

  1. ¿Pero vosotros pedisteis esa monitora especial?

No, no, en ningún momento. Nuestra hija es una niña totalmente autónoma, que sabe comer, vestirse, va al baño sola, en fin, como cualquier niña de su edad. Además, el campamento era de 9:00 de la mañana a 15:00 de la tarde, por lo que no tenía que quedarse a dormir. Era como el colegio, y además, se realizaba en su colegio.

  1. ¿Qué tipo de actividades se iban a realizar en el campamento? ¿Quizás ese fue el motivo por el que no la dejaron estar con sus compañeros?

No pudo ser ese el motivo porque mi mujer se interesó por saber cómo iba el campamento, las actividades que se iban a realizar. Y le dijeron que hacían juegos, manualidades con macarrones, ir a la piscina, y que había una monitora para 25 niños, en un recinto cerrado.

  1. ¿Entonces, dada la autonomía de Celia y las actividades del campamento, tendría que haber sido aceptada?

Claro, pero el Ayuntamiento le dijo que no a mi mujer porque como no se podía contratar a una monitora para Celia, cosa que no hemos pedido ni necesita, pues que no podía asistir nuestra hija. Y además nos dijo que no se había apuntado ningún niño del colegio de nuestra hija, y que como era en Aljaraque Celia se iba a sentir sola, aunque  mi hija es muy sociable. La realidad es que al campamento si se apuntaron niños del colegio de Celia.

(Madre de Celia) Ante esto yo me quedé helada, no sabía no qué contestarle. Entonces llamé a mi marido, y nos quedamos bloqueados.

(Miguel, padre de Celia) Al día siguiente pensé que el Ayuntamiento estaba cerrando puertas y había que abrirlas. Esto no puede quedar así. Fui hablar con la coordinadora y le dije que ni mi hija ni cualquier otro niño tiene culpa de que el Ayuntamiento no pueda contratar otra monitora, que vuelvo a repetir ¡nosotros no la hemos pedido! Celia solo necesita estar con sus amigos, jugar e integrarse.

  1. ¿Ha recibido apoyo de algún concejal del Ayuntamiento, o al menos, que haya escuchado su caso?

Entonces, dio la casualidad que el concejal David Toscano se enteró por terceras personas de que estaban discriminando a Celia. Yo le dije que solo quería una explicación de por qué mi hija no podía ir al campamento. Entonces yo puse una queja para que se tratara en el pleno y la expuso David Toscano. A la queja contestaron semanas después diciendo que no tienen constancia de que Celia hubiera pedido asistir al campamento.

  1. Pero eso no es posible porque vosotros fuisteis a entregar la instancia y la coordinadora dijo que la pasaría ella misma por registro ¿Cierto?

Claro, pero no había constancia porque no le habían dado curso, porque esperaron a que la concejala dijese que no se podía, dejando pasar así el plazo de inscripción. Lo correcto habría sido que la coordinadora registrase la instancia, como se comprometió a ello, y que ya luego nos dijeran que si o que no. Tengo el papel de la instancia que entregamos con la palabra “Llamar” arriba.

  1. Y una vez que os contestan que no tenía constancia de la inscripción ¿Cómo reaccionáis?

Pues además de esto, recibimos la respuesta de la alcaldesa en el pleno, y entonces fui al Ayuntamiento. Subí a la segunda planta, y estaba la coordinadora. Le dije que venía por el tema de Celia, y que quería una explicación de por qué la niña no había podido ir al campamento.

La coordinadora me respondió que habíamos pedido una monitora, yo le dije que eso no era cierto que mi mujer solo se había interesado por las actividades que se realizaban en el campamento.

Yo le dije que quien le iba a explicar a mi hija la razón de por qué no había ido al campamento, porque yo ni tenía ni tengo fuerzas. ¿Se lo iba a explicar la concejala? Hemos tenido muchas trabas desde que Celia era pequeña.

Entonces, la coordinadora dijo que no fuera yo a pagar las trabas de mi hija con la concejala. Yo le contesté que yo no iba a pagar nada con nadie, solo iba a luchar por mi hija, como haría cualquier padre con su hija. Entonces, le dije que al campamento de apunta niños con diferentes capacidades, por ejemplo, un niño que solo vea por un ojito, o oiga por un oído. Me contestó “eso sería un problema”, y yo respondí a la coordinadora que problema ninguno, que el problema lo tenía el Ayuntamiento, no los niños, que ellos no tienen culpa de nada.

  1. Esto es un acto, en mi opinión, de discriminación clara e injustificable.

Así es. Esto para nosotros es una discriminación en toda regla. Además, tiene allí en el Ayuntamiento un cartel con los derechos y deberes de los niños, entre ellos la integración en la sociedad, y la no discriminación. Como puse en las redes sociales, esto es una violación de derechos constitucionales.

  1. No puedo imaginar el dolor que debéis tener porque una institución pública haya rechazado a vuestra hija para participar en un simple campamento urbano. 

La coordinadora nos dijo que nos entendía, pero no puede entendernos porque ella no ha estado en nuestra situación. Que discriminen a tu hija por una etiqueta, es muy doloroso.

Entonces le dije que íbamos a ir a prensa, aclarándole que no queríamos perjudicar a nadie, que solo queríamos que a nuestra hija no se la hubiera perjudicado como se la ha perjudicado. Además, no era un problema de que nosotros tuviésemos que trabajar porque Celia podíamos estar con ella en casa, lo que queríamos era que jugara y disfrutara con sus amigos.

Entonces, a esto me respondió que teníamos que haber hablado con la concejala, yo le dije que era la concejala, encima de política social, igualdad y educación, la que debía de haberse interesado por conocer la situación, conocernos a nosotros y a nuestra niña, y ver la posibilidades y alternativas para que pudiera ir, y no mandar a llamar por teléfono diciendo que no podía asistir.

  1. Y cuando le nombrasteis la prensa ¿Cómo reaccionaron?

Pues nos dijo que la concejala se tendría que defender antes de ir a prensa. Yo le respondí “¿y a mi hija quién la defiende? La vas a defender tu?” La van a defender sus padres que para eso son sus padres”.

Entonces salió la concejala diciendo que no había podido evitar oír la conversación, se presentó y me invitó a su despacho. Yo le respondí educadamente que yo no tenía nada que hablar nada con ella de este tema porque el campamento ya había pasado, y lo hacía a destiempo.

Yo no dije que iba a acudir a la prensa para amenazar a nadie, sino como un instrumento informativo para evitar que esto vuelva a pasar. Porque otros años hay niños que se le han dicho que no, y los padres se han callado. Nosotros no nos vamos a callar porque a mi hija le hayan puesto una etiqueta al nacer.

  1. ¿Habréis pasado un mal verano, o al menos amargo por esta discriminación?

(Madre de Celia) Eso es. No hemos pasado un buen verano, porque era hablar del tema y brotar las lágrimas de nuestros ojos. Nos sentíamos muy impotentes. Y es mucho lo que llevamos luchado por Celia, por nuestra niña

  1. ¿Os importa contarnos un poco la historia de Celia, y vuestra lucha como padres? Creo que así podremos entender mejor la injusticia que estáis sufriendo.

Pues Celia nace con problemas, y se lleva 50 días en la U.C.I pediátrica. Pero al nacer nos dicen que nos la llevemos para casa con una sonda, que Celia no tenía solución. Nosotros nos negamos a eso, y nos quedamos allí en la U.C.I. Hemos luchado mucho por ella. Empezó con 54 días de vida en la asociación ASPROMIL en Huelva, allí empezó a sujetar su cabeza, con Juan Francisco Macera. Le dábamos mucha rehabilitación a la niña, muchos médicos, ir a Sevilla para neurología, pruebas. En fin, desde que nació estamos lucha por ella, y hasta el final vamos a seguir luchando. Yo solo le decía a los médicos “lo único que quiero es que mi hija este bien, y que cuando sea mayor pueda ir al frigorífico y decirme dame dinero que faltan yogures y voy a ir a comprarlos”.

  1. Claro, como cualquier otro padre lo que queréis es que Celia de mayor sea una mujer independiente y feliz.

Eso es, que ella este capacitada para desenvolverse en la sociedad, pero parece que la sociedad le va a poner trabas. No sé por qué pero eso parece, porque todavía no estamos concienciados. Pero como Celia está Lidia, Isabel, Curro, hay muchísimos niños por los que hay que luchar.

Entonces, yo creo que una concejala con el cargo que tiene no esté luchando por estos niños, con el montón de niños que hay así en Aljaraque. ¿Por qué no se lucha por estos niños?

  1. Por lo que me estáis contando, intuyo que os habéis encontrado muchísimas piedras por el camino ¿Cómo habéis afrontado esas situaciones?

Pues sí. Nos hemos encontrado muchas piedras por el camino. Hemos luchado desde que con 6 meses se le puso una etiqueta a Celia, y hemos superado piedra tras piedra hasta el día de hoy, que fíjate como está, de decirnos el médico de que iba a estar en estado vegetal a cómo está ahora. Y los únicos que hemos creído en ella somos sus padres. Piensa que hemos tenido que enseñar a Celia a tragar, a aguantar su cabeza, y recuerdo que (nos cuenta la madre) estando yo trabajando en el Hospital me llama mi marido llorando “Celia se ha puesto de pie”, entonces yo y el celador nos pusimos a llorar y nos abrazamos. Cualquier pasito que daba Celia era una fiesta en casa.

Además, la psicóloga y la profesora nos dice que Celia es muy lista, que tiene mucha memoria. La gente se queda asombrada, se acuerda de cosas de cuando tenía un año y medio, y te quedas asustado.

Nosotros lo que queríamos es que ella fuera una niña feliz, y lo es. Celia es una explosión de alegría dando cariño todo el día. Se sabe los nombres de los padres de los niños de cole, las canciones se las aprende estupendamente. Está en la academia de inglés de Bellavista con Mar. Es una niña normal, y por esta etiqueta se le cierran muchas puertas.

  1. Bueno, esta noticia ha saltado a la luz pública a mediados de septiembre. ¿Por qué habéis esperado hasta ese momento para hacer pública esta injusticia?

Cuando fui al colegio el día 12 de septiembre me sentí alegre y triste. Alegre porque Celia ya se encontraba de nuevo con sus amigos, y triste por no haberlo podido disfrutar ese encuentro en el campamento de verano. Nosotros lo que queremos es que se respete el derecho que tiene nuestra hija a ir a ese campamento, y el derecho del resto de niños.

Como le pusimos en el escrito, que la concejala se reúna con Celia y le explique los motivos por los que no ha podido ir, que se los explique.

  1. Queridos lectores nos acabamos de emocionar todos. Pasan unos segundo hasta que retomamos la entrevista, porque la emoción no nos deja seguir. Pepi, miembro de la asociación, les dice a los padres de Celia que son unos padres coraje.

La madre de Celia responde “somos muchos Pepi, somos muchos”.

  1. ¿Ahora mismo que pedís al Ayuntamiento?

Que se dignen a disculparse, no con sus padres, sino con Celia, y con el resto de niños que también ha sufrido esta discriminación. Y que esto no vuelva a ocurrir, es lo único que pretendemos.

Tras la entrevista pasamos un rato jugando con Celia, y no apreciamos sinceramente ningún rastro de discapacidad. Nos dice que su cantante favorita es ZIA, y que es hasta Youtuber. Agradecemos a los padres de Celia todo el amor que han volcado en su hija, porque gracias a ellos y a un altar de santos (que la madre tiene guardado) esta niña será algún día una gran mujer. Gracias, por la entrevista y por habernos dado la oportunidad de haber hablado y conocido a Celia.

One Response to Unos padres de Aljaraque denuncian discriminación a su hija por parte del Ayuntamiento

  1. Francisco Rodríguez

    Gracias por la entrevista.Es muy esclarecedora y emocionante. Emocionante por la dimensión humana de todos,padre,madre e hija, y esclarecedora porque revela la pobreza del Ayuntamiento -no hay dinero,dicen-, y no me estoy refiriendo a la falta de dinero precisamente…Y con el superávit de Tesorería qué van a hacer, repartírselo entre todos o entregarlo al Ministerio?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *