La apicultura alcanza un valor de producción de más de 4,1 millones

El número de explotaciones activas creció durante el pasado año desde las 498 hasta las 531, un 6,62 por ciento más

ApiculturaLa apicultura, que en la campaña 2014 ya duplicaba su importancia en la provincia de Huelva al alcanzar una facturación de 3,9 millones de euros, prosigue casi dos años después su línea ascendente en la economía onubense. El número de explotaciones activas creció durante 2015 desde las 498 hasta las 531 –415 movilistas o trashumantes y 116 fijistas o estantes–, un 6,62 por ciento más, y el de colmenas se elevó desde las 73.391 hasta las 75.539, un 2,93 por ciento más, para cerrar el curso con un volumen de producción de 1.101,70 toneladas de miel y 49,10 toneladas de cera, que alcanzaron un valor total de 4,1 millones de euros.

Muy lejos quedan los datos del curso 2013, cuando, con 463 instalaciones y 71.463 panales, se comercializaron 698,48 toneladas de miel y 29,39 de cera por un importe de 2,1 millones de euros, según han detallado a Europa Press desde la Delegación Territorial de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural.

Al respecto, el delegado de Agricultura, Pedro Pascual Hernández, define como una “oportunidad” más para el autoempleo, la diversificación socioeconómica y la fijación de la población al territorio, que descansa en el mantenimiento del precio medio de la miel en los 3,40 euros por kilogramo –lo mismo que en 2014 y 0,50 euros más que en 2013– para generar un ingreso de 3,7 millones de euros y, sobre todo, en un nuevo aumento considerable de la cotización de la cera para aportar otros 380.527,71 euros.

El kilogramo se ha vendido, en este último caso, a 7,75 euros, un 55 por ciento más caro que en 2014 (5,00 euros) y más del doble de la cantidad a la que salió al mercado en 2013 (3,40 euros).

La buena noticia del afianzamiento del precio de la miel y el registro de una mayor cifra de panales se ha visto atenuada, en cierta medida, por una ligera reducción del rendimiento, que ha bajado, en el caso de las movilistas (71.056), a 15 kilos por colmena, y, en el de las fijistas (4.483), a ocho.

Aun así, los resultados de 2015 –la productividad en 2014 fue de 16 y 9 kilogramos, respectivamente, sólo un kilogramo más–, superan todavía con creces los diez y seis kilogramos cosechados por habitáculo en 2013.

No es más, por tanto, según señala Pedro Pascual Hernández, que “una pequeña caída” que se ha visto compensada por la cera, que, al igual que ha ocurrido con su cotización, ha visto multiplicada su abundancia hasta los 0,65 kilogramos por colmena, tanto en las movilistas como en las fijistas –en 2014 se extrajeron 0,30 kilogramos por panal–.

MILFLORES Y AZAHAR, LAS MIELES MÁS DESTACADAS

El tipo de miel más habitual en la provincia de Huelva es el denominado milflores. También se produce una gran cantidad de miel de azahar, dados los extensos campos de cítricos que se reparten por la geografía onubense, y, más ocasionalmente, de otras especies arbóreas o arbustivas en amplias zonas de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche y del Andévalo, tales como el eucalipto, la encina, el brezo, el cantueso o el romero.

La cera, por su parte, presenta una comercialización más escasa debido a que la mayoría de la producción, en torno al 60 por ciento, se reutiliza para recomponer y rehacer panales, de ahí su elevado precio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *