La plaza de toros de La Merced se llena de deporte y solidaridad

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Como tantas veces ya, la Plaza de Toros La Merced cambió por unas horas su función principal y se convirtió este sábado 8 de octubre en una gran pista deportiva bajo el argumento principal de la convivencia en familia y la solidaridad. Y es que el ruedo del coso de la Vega Larga fue el escenario de la I Jornada de Deporte en Familia organizada por la Fundación Laberinto con el objetivo de recaudar fondos para su proyecto futuro de construir un centro polivalente donde encuentren atención los jóvenes onubenses con habilidades especiales y/o enfermedades raras.

La propuesta era hacer deporte y pasarlo muy bien haciéndolo. Para ello, qué mejor que practicarlo junto a la gente que más se quiere: la de la propia familia de cada uno. Deporte en diferentes disciplinas y para todas las edades con la colaboración imprescindible de los monitores del Centro O2 Wellness en Huelva, uno de los primeros cómplices del empeño de la Fundación Laberinto. Desde por la mañana y hasta por la tarde, el ruedo de La Merced fue una gran pista polideportiva donde se practicó zumba, una gynkana, se jugó al tenis, al tenis de mesa, al bádminton, al tiro con arco o al fútbol, entre otras muchas modalidades. Todo ello, en medio de un ambiente entrañable en el que hubo diversión y entretenimiento para todos. Además, se sortearon regalos, hubo una tómbola y, de este modo, se pudieron aportar muchos granitos de arena para formar la primera gran piedra del futuro centro polivalente, que llevará el nombre de Palante-Popal.

La presidenta de la Fundación Laberinto es Pilar Pereda, quien explicó que “pretendemos que nuestro proyecto lo sea de toda la sociedad onubense. Y lo queremos ir levantando poco a poco, sin prisa pero sin pausa y con la colaboración y la implicación de todo el mundo que quiera. Los beneficiarios serán un puñado de jóvenes de Huelva, que podrán ver atendidas unas necesidades personales y vitales que hoy no tienen cubiertas. Llenárselas será una hermosa recompensa. El camino hasta conseguirlo va a ser largo e intenso, pero estamos convencidos de que lo lograremos”. Por su parte, Óscar Polo, como empresario de la Plaza de Toros de Huelva, se expresó “con alegría por que La Merced sirva para tantas cosas como la ciudad y su gente necesiten. Queremos hacer de la Plaza un espacio abierto a todo y a todos. Si es con un propósito como el de la Fundación Laberinto, aún mejor”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *