IU propone medidas contra los bancos morosos con comunidades de vecinos

Pedro Jiménez anuncia iniciativas plenarias en el Ayuntamiento de Huelva y en la Diputación

RP Pedro Jimenez (IU)Tras el estallido de la burbuja inmobiliaria, los bancos y las inmobiliarias se quedaron con un gran número de viviendas, locales y naves que están vacías. Se estima que en 2015 el número de propiedades inmobiliarias que acumulan estas entidades es de 462.000 en todo el país. El caso es que en muchas Comunidades de Propietarios sucede que estas viviendas vacías de los bancos e inmobiliarias, o incluso estando en alquiler, no pagan sus cuotas a las comunidades como los demás propietarios creando problemas económicos que repercuten en la viabilidad de las mismas.

“Los bancos deudores actúan de mala fe, al no realizar estos pagos”, expone al respecto el coordinador provincial de Izquierda Unida en Huelva, Pedro Jiménez, quien hoy ha anunciado una iniciativa que va a defender tanto en el Ayuntamiento de Huelva como en la Diputación Provincial para ayudar a las Comunidades de Propietarios a intervenir ante este problema de morosidad masiva por parte de las entidades financieras.

Las entidades financieras, sociedades inmobiliarias y entidades públicas de gestión debían al cierre de 2014 a las comunidades de vecinos 445,13 millones de euros en toda España, según el último Estudio Global sobre la Morosidad, publicado por el Observatorio de la Morosidad en Comunidades de Propietarios. Se trata del 24% del total de la deuda, lo que supone que los bancos estén los segundos en el ranking de morosos, por detrás de los vecinos que atraviesan problemas económicos y no pueden afrontar el recibo de la comunidad.

“Llama mucho la atención que los bancos sean tan activos judicialmente para reclamar la ejecución de desahucios y desalojar a familias sin recursos de sus casas, mientras se olvidan con tanta facilidad de pagar las cuotas a las comunidades de vecinos, como sí hacen el resto de propietarios particulares”, señala Pedro Jiménez.

Ante esta situación, las Comunidades de Propietarios, muchas veces por desconocimiento, no saben cómo actuar en estos casos y necesitan de un asesoramiento de los poderes públicos para solventar este problema. Para ello, Izquierda Unida propone que las entidades locales intervengan por medio de una campaña activa de información dirigida a que las comunidades de vecinos sepan cómo actuar ante esta falta de pagos y puedan reclamar y obligar a los bancos a pagar. Para el diseño de esta campaña, Izquierda Unida pide que se cuente con el asesoramiento y apoyo de las organizaciones de Consumidores y Usuarios.

Las comunidades afectadas desconocen que en muchos casos pueden llevar a los bancos y sociedades inmobiliarias morosas a los tribunales sin coste alguno. Las reclamaciones de menos de 2.000 euros pueden presentarse sin abogado ni procurador y desde el marzo de 2015 las comunidades están exentas de pagar incluso las tasas judiciales.

Según IU, “los bancos e inmobiliarias se aprovechan de que la morosidad con las comunidades de propietarios es una irregularidad carente de control por parte de las administraciones y que no implica sanciones por parte de éstas, pese a la mala fe y el abuso con el que actúan. Por ello, el único riesgo que corren es que se les lleve a juicio y se vean obligados a abonar exclusivamente las cantidades adeudadas”.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *