DESDE MI CABINA.
Desparasitar al Recre.
[Paco Morán]

Fernando Iturbe, secretario técnico del Recreativo de Huelva.

Fernando Iturbe, ex secretario técnico del Recreativo de Huelva.

Como era previsible, las alfombras en el Decano se van levantando. Y en cada una de ellas, se están encontrando sorpresas desagradables que gravan aún más, la maltrecha economía de una entidad destrozada por Comas. Facturas por pagar, deuda con Hacienda que ni tan siquiera sabemos, aumento de los intereses con la Seguridad Social, nóminas altas de algunos empleados y exceso de personal con puestos duplicados…

En definitiva, la devastación ha dejado secuelas en un club que estuvo a punto de morir.

El primer paso de echar al secretario técnico, Fernando Iturbe, ya se ha dado. Era autónomo y pasaba mensualmente sus facturas al club por no hacer nada. Al parecer, entorno a los 6.000 euros.

Queda mucho trabajo por delante, a unos señores que acaban de llegar e intentan ordenar las piezas sabiendo que no hay un euro ni para comprar papel higiénico.

Cerrar el acuerdo con Hacienda es la base de todo. Al menos que lo poco que queda por cobrar sirva para tapar algo la hemorragia económica, si bien, eso sólo será una tirita en una herida abierta.

Comas ha dejado al Decano sin nada. Lo ha dejado como el niño abandonado en la calle que llega a un convento para ser asistido.

Aquí sólo queda pedir paciencia a los jugadores y comprensión a los empleados que serán despedidos en breve. Estas medidas, tal vez impopulares, sean necesarias e imprescindibles si se quiere dar respiración asistida al Recre. Todos deben poner de su parte.

Hay que mantenerlo con vida para que cuando lleguen los nuevos dueños, puedan sacarlo de la unidad de cuidados intensivos.

Y con esta nueva fase, de las muchas que quedan aún por cumplimentar, el plazo para la negociación con Hacienda en su primera visita, podría llegar antes del próximo pleno municipal, para que en ese foro, se informe a la oposición qué tipo de acuerdo podría cerrarse.

Nunca el Ayuntamiento daría dinero a Hacienda, sino que se haría la venta con el preacuerdo firmado, para que en el concurso público se pudiera meter en qué condiciones compra el que compra.

No hay un baremo establecido que Hacienda pudiera tener para colocar una cantidad tan sólo por recibir a los nuevos propietarios. De poner como condición el pago de un alto porcentaje de la deuda, esto podría acelerar la venta de la entidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *