¿Vender o acondicionar tu coche de cara al invierno?

Acondicionar el coche de cara a la llegada del invierno es fundamental, sobre todo, para quienes residen en lugares de España en los que las temperaturas descienden de manera muy fuerte y se producen heladas y nevadas. Sin embargo, en algunos casos, debido a la antigüedad o a cualquier otro factor, es posible que sea más rentable venderlo. En este sentido, hay un gran abanico de empresas que lucen el cartel de ‘compramos y vendemos tu coche’ y que ofrecen muy buenas condiciones.

En cualquier caso, si estás decidido a adaptarlo a las condiciones meteorológicas propias del invierno, es importante que sigas una serie de directrices para conducir con total seguridad y confianza.

Cuidado con los neumáticos

Es importante comprobar que los neumáticos cuentan con sus dibujos y grabados en buen estado ya que, de no ser así, las probabilidades de sufrir ‘aquaplaning’ por pérdida de adherencia al asfalto crecen exponencialmente. Sin duda, esta es una de las principales causas de accidentes en España durante los meses de otoño e invierno. También es importante disponer de unas cadenas para la nieve en invierno pues nunca se sabe cuándo puede sorprenderte una nevada.

Revisa los líquidos y lubricantes

El nivel del líquido anticongelante es lo primero que debes mirar. En este sentido, asegúrate de que sea el adecuado ya que, si no, puede dar pie a la congelación del agua dentro del radiador, lo que impedirá que el motor arranque. Lo mismo sucede con el aceite. Además, debes optar por uno de viscosidad baja para mejorar la resistencia. Los de 5W-40 son ideales para este fin. Tampoco olvides renovar los limpiaparabrisas.

Echa un vistazo a la batería

El frío hace aumentar las probabilidades de descarga de la batería, sobre todo, a partir del tercer año. Por ello, aunque no la renueves con esta periodicidad, es aconsejable que la lleves a revisar a un taller y que siempre tengas unas pinzas en el maletero, por si acaso. Las luces también cobran especial relevancia en esta época del año, por lo que comprueba si funcionan todas.

Otras consideraciones

Con la lluvia y la nieve, la distancia de frenado se multiplica, por lo que debes prestar atención al rendimiento de este sistema. En este sentido, todos sus componentes son esenciales, desde los discos a las pastillas pasando por el líquido de frenos. Por otro lado, lleva siempre en el maletero una manta, un botiquín de primeros auxilios y, a poder ser, asegúrate de conducir siempre con el depósito lleno por si te ves inmerso en un atasco y necesitas mantener el motor y la calefacción encendida durante un lapso largo de tiempo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *