Arranca la clausura de pozos en la cuenca hidrográfica Tinto-Odiel-Piedras

En esta primera fase se cerrarán 41 pozos dentro de la aplicación del Plan Especial de la Corona Forestal de Doñana

Clausura pozoEl consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal, ha asistido este viernes en localidad onubense de Lucena del Puerto a la primera fase de la clausura de pozos en el ámbito de la cuenca hidrográfica Tinto-Odiel-Piedras dentro de la aplicación del Plan Especial de la Corona forestal de Doñana.

Fiscal ha recalcado que se ha comenzado a proceder a la clausura de pozos cuando se tiene garantizada agua pública en superficie a los regantes; ya que el compromiso del Gobierno de la Junta de Andalucía es el de mantener una actividad que repercute en el desarrollo económico del Condado de Huelva, y al mismo tiempo garantizar la salud de los acuíferos que surten de agua a parte de Doñana.

La clausura del pozo hoy en Lucena del Puerto es la primera de las que van a ser realizadas en el corto plazo en la cuenca hidrográfica Tinto-Odiel-Piedras, dentro del ámbito territorial de aplicación del Plan Especial de la Corona Forestal. En una primera fase afectará a un total de 41 pozos, que suministraban agua a una superficie de 200 hectáreas, con lo que el volumen de agua que deja de captarse de esta masa de aguas subterráneas es de 900.000 m³ anuales, unas aguas que son sustituidas para la actividad agrícola con aguas superficiales procedentes del sistema general de infraestructuras de Huelva.

El titular de Medio Ambiente ha indicado que con esta iniciativa se trata de facilitar el equilibrio entre el desarrollo de la actividad agrícola en el entorno de Doñana y las consecuencias de esta actividad en el medio ambiente y -fundamentalmente- en las aguas subterráneas que inciden en este espacio.

Para ello, la Junta de Andalucía ha desarrollado el Plan Especial de la Corona Forestal de Doñana, que sienta las bases para la ordenación, el control y seguimiento de las extracciones, con el objetivo prioritario de reducir la presión sobre las masas de aguas subterráneas para no afectar a los ecosistemas asociados a las mismas.

14 millones para agua en superficie

Dentro de este objetivo, y a fin de incrementar nuevos recursos hídricos superficiales a este entorno, la Junta impulsó el trasvase del Tinto, Odiel, Piedras al Guadalquivir de 4’99 hm3 al objeto de liberar al acuífero de Doñana y tramitar los derechos del agua de un conjunto de parcelas calificadas como suelo agrícola regable.

La Junta finalizó en 2015 la ejecución de las obras que permiten dicho trasvase con una inversión de 14 millones de euros, y que están incluidas en el Plan Especial, como actuación vinculante para la sustitución de aguas subterráneas por superficiales. Unas obras a las que se suman las de distribución que ha realizado el Estado para los regantes del Fresno.

La Consejería concluyó en el año 2014 la tramitación de los expedientes de regularización de los aprovechamientos de aguas públicas superficiales mediante el otorgamiento definitivo de las concesiones del Sistema General Andévalo-Chanza-Piedras, que en el ámbito del Plan Especial de la Corona Forestal, afecta a las comunidades de regantes de El Fresno y Valdemaría.

El pozo clausurado hoy permite liberar un volumen de aguas subterráneas de 22,500 metros cúbicos anuales, contribuyendo a la mejora hídrica del entorno; si bien, el acuífero del Condado donde se ubica se encuentra en buen estado cuantitativo. El Plan Especial para la Ordenación de las zonas de regadíos ubicadas al norte de la Corona Forestal de Doñana afecta a los municipios de Almonte, Bonares, Lucena del Puerto, Moguer y Rociana del Condado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *