Estudios demuestran que el Puerto de Huelva fue clave para el Imperio Romano

El enclave onubense contaba con una zona dedicada a la actividad pesquera y conservera y otra para las tareas administrativas

puerto huelva imperio romano puerto huelva imperio romano1.JPG.pRecientes investigaciones demuestran que el Puerto de Huelva fue clave y se configuró como uno de los soportes económicos del Imperio Romano. Algunos de estos estudios están siendo objeto de debate y análisis en la Universidad de Huelva con motivo del primer encuentro del ciclo de debates científicos ‘Urbes et territoria ex Hispania’, incluido en el proyecto investigación ‘Del Atántico al Tirreno (DEATLANTIR), que tiene como objetivo investigar y poner en valor el papel que desempeñaron los puertos atlánticos y lusitanos durante el Imperio Romano, así como su relación con Ostia Antica (Roma).

El investigador Javier Bermejo ha sido el encargado esta mañana de impartir una conferencia sobre ‘Las infraestructuras portuarias de Onoba Aestuaria: un puerto de control imperial’, en la que ha esbozado ante los asistentes algunas de las características más destacadas que tuvo el Puerto de Huelva en la época romana y que hicieron de él uno de los pilares económicos del Imperio. “Roma no pasó por alto la posición privilegiada del Puerto de Huelva, que tenía a sus espaldas las minas”, ha señalado Bermejo. Precisamente, también la topografía del entorno, con especial atención a los típicos cabezos onubenses, permitió el desarrollo de un sistema de canalizaciones necesario para la amplia actividad que cosechó en la época este enclave.

Los hallazgos arqueológicos y las investigaciones realizadas en los últimos años muestran que el Puerto de Huelva estaba dividido en dos zonas. La primera estaba destinada a la actividad pesquera y conservera y estaría ubicada en el entorno de las actuales calles Palos, Tres de Agosto y Fernando El Católico y en la que se dispusieron importantes infraestructuras industriales que permitían la comercialización de los productos que se llevaban hasta la capital del Imperio Romano. La segunda zona del Puerto de Huelva era el área administrativa, en la que se realizaba también todo el trabajo relacionado con el control y el almacenamiento de los productos. “Había un comercio de amplia riqueza y de enorme actividad”, ha subrayado el investigador durante su ponencia, en la que ha detallado cuáles eran las infraestructuras con las que contaba este enclave portuario.

La conferencia se enmarca dentro un proyecto de investigación que lidera la propia Universidad de Huelva y que por primera vez analiza en conjunto y no de forma individual el papel que desempeñaron las áreas portuarias de las ciudades béticas y lusitanas y se pone en valor las relaciones comerciales que existían con la capital del imperio romano. Desde ayer, expertos e investigadores que forman parte del proyecto, y otros que han sido invitados para que puedan aportar distintos puntos de vista, están poniendo sobre la mesa los resultados que confirman que los puertos estudiados (Huelva, Faro, Mértola, Sevilla y Cádiz) eran un pilar fundamental del Imperio Romano.

Los asistentes están participando en distintas conferencias que analizan las relaciones comerciales de los puertos atlánticos béticos y lusitanos con Ostia Antica, con especial atención al puerto fluvial del Tíber, el sistema portuario de Ossonoba (Faro), el puerto de Híspalis y la ciudad portuaria de Mértola, la geoarqueología en la ensenada del puerto de Huelva y sus infraestructuras, o las rutas de navegación en el suroeste hispano basado en las fuentes literarias grecolatinas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *