El jamón ibérico de Aracena y la anchoa de Santoña se hermanan

entrega placa hermanamiento jamon y bellota oroAracena recuperó anoche su Gala del Jamón, un acto tradicional de la Feria del Jamón que se interrumpió en la pasada edición, y que se ha recuperado este año, con una gran aceptación del publico y de los participantes protagonistas en la misma.

La gala incluía actos también rescatados de otras ediciones pasadas, como el hermanamiento de la feria con otras ferias gastronómicas de la geografía española que vinculen a productos emblemáticos y que hagan buen maridaje. En esta ocasión, el jamón ibérico de Aracena hizo migas con la anchoa de Santoña, en Cantabria. El Ayuntamiento de Aracena pensó esta vez en un lugar muy lejano en distancia geográfica, pero menos lejano en paralelismos en torno la producción de su producto gastronómico más señero. Quedó patente en la gala, el jamón y la anchoa comparten la sal, el sobado, la curación y el tiempo en su proceso, además de la tradición, el saber y la identidad de un pueblo. Siendo curiosamente lugares tan distintos, la sierra y el mar, el sur y el norte, conectaron y hermanaron, para impulsar juntos sus productos, el jamón y la anchoa, y aprender uno del otro en la promoción de los mismos a través de sus ferias gastronómicas, la Feria del Jamón de Aracena que se está desarrollando en estos días, desde 1995, y la Feria de la Anchoa de Santoña, que se celebra a finales de abril, desde 1999.

En el acto, el alcalde de Aracena, Manuel Guerra dio la bienvenida al Concejal de Turismo cántabro, Jesús Mª Valle, y los miembros de la Cofradía de la Anchoa de Cantabria, activa desde 1988, que alabaron la iniciativa y propuesta de hermanamiento, que no dudaron en aceptar, y destacaron la sorpresa positiva que les había supuesto conocer Aracena y su entorno, por su belleza y riqueza. En el acto oficial de hermanamiento de las dos ferias el Ayuntamiento de Aracena hizo entrega de una placa conmemorativa a los de Santoña. Éstos respondieron generosamente con el escudo de su ciudad, una réplica del bidón tradicional donde se prensa la anchoa y un pergamino con el acta de hermanamiento. Un video promocional de Santoña acercó al público de Aracena a una tierra que muchos aracenses, a buen seguro, pronto visitarán.

Hoy un stand de Santoña estará en la Feria del Jamón, para dar a todos la oportunidad de adquirir un producto artesanal de gran calidad, como es la anchoa del Cantábrico, más señera aún, por ser pionera en su producción y ahora hermana de nuestro jamón, la anchoa de Santoña.

La exaltación del jamón sucedió al hermanamiento. Un pregón que recorrió la historia de la feria del jamón de Aracena, desde sus inicios, de manos de alguien muy vinculado a ella por sus múltiples colaboraciones, el periodista Jesús Mª García Hueto. Presentador de la propia gala muchos años, así como de otros actos de la feria, como el Concurso de Cortadores, que en el año de su jubilación profesional ha protagonizado el pregón, emotivo para él y los muchos amigos que tiene en Aracena a través de su implicación en la feria. Su vínculo con Santoña, donde estudió bachiller, le llevó también en su pregón a dedicar elogios al producto cántabro y al pueblo santoñero, con una despedida poética y descriptiva de Aracena.

Momento álgido de la gala fue la entrega de las distinciones Bellota y Jamón de Oro, un clásico en la Feria del Jamón. La Mesa de Precios Ganadera elegió en esta edición para la Bellota de Oro al ganadero Rafael López Méndez, aracenés conservador de la raza de porcino ibérico en sus dehesas, extensiones del término de Aracena, mantenidas durante seis generaciones desde la sostenibilidad y en el empeño firme de conservar las razas autóctonas, no solo en el cerdo, sino en otras, como la cabra blanca serrana, la vaca retinta o el caballo pura raza español. López agradeció el reconocimiento recordando a todos los que junto a él son merecedores del premio, su familia principalmente, mostrándose muy emocionado en el acto.

En cuanto al Jamón de Oro, distinción que otorga el Ayuntamiento a propuesta del Comité Organizador de la Feria,  y que este año ha recaído en José Vázquez y su empresa Jamones Vázquez, una de las cárnicas más conocidas e importantes en estos momentos en la Sierra de Aracena, que comenzó humildemente con un puesto en la Plaza de Abastos en el año 1969 y ha tenido una enorme progresión en pocos años. Tres generaciones han contribuido a este crecimiento, llevando en la actualidad a Jamones Vázquez a contar con unas modernas instalaciones en el Polígono Cantalgallo de Aracena, 14 tiendas repartidas por la geografía nacional y 90 empleados. Gran generador de empleo, este empresario, Pepe Vázquez, agradeció este reconocimiento que le “anima a seguir trabajando en la misma línea, la de la calidad”.

La Gala del Jamón tuvo un broche de oro tambien, el de la copla y el flamenco, de manos del cantante Álvaro Díaz, que derrochó voz y talento en el Teatro Sierra de Aracena ante un público expectante con su actuación que coreó sus temas y vivió intensamente el acto.

La IV Semana del Jamón de Aracena tocará su fin mañana domingo, día en que de nuevo se abrirá el escaparate del ibérico para las últimas compras, muchos aprovechan para adquirir jamones, paletas y embutidos de calidad certificada para la Navidad. Entre las actividades de la jornada de cierre, habrá demostración del despiece tradicional del cerdo y el sorteo más esperado, el de Su Peso en Jamón, la propuesta más llamativa de la feria, que dará mañana el nombre del ganador a las  17:30 horas, como acto de clausura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *