El ‘payaso’ de Hinojos: “Yo no intento asustar a la gente”

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

“Quería destacar a toda la ciudadanía que no hay nada de que preocuparse, en ningún momento intento asustar a la gente ni hacer lo que está ocurriendo en otros lugares o países como fomentan las Redes Sociales y los Medios de Comunicación”, así se manifiesta en un comentario “Payaso de Hinojos 2016” en el canal de Youtube del Ayuntamiento de Hinojos.

Por este motivo, desde la administración local da por zanjada la broma y el misterio de este personaje en la última semana, sin olvidar ni dejar de insistir en los consejos que en todo momento se han señalado.  El alcalde de Hinojos, Miguel A. Curiel insiste tanto a la población como al personaje, “prudencia, sentido común y evitar enfrentamientos”, asimismo recomienda a las personas que vayan a celebrar Halloween que “en ningún momento asalten a viandantes y porten objetos que puedan dar lugar a confusiones con armas”.

En este sentido, y dada la alarma social y su repercusión en los menores, la Policía Local de Hinojos invita a las personas que vayan a preparar sus disfraces en estas fechas que eviten –en la medida de lo posible- el traje de payaso, “es una pena que con la cercanía que siempre han tenido los niños y niñas con este personaje, estos acontecimientos hayan provocado un rechazo. En la última semana hemos recibido muchas peticiones de los padres y madres para que hiciéramos ver a los menores aterrorizados que el payaso no es un personaje peligroso” asegura Isaías Fernández, Jefe de la Policía Local.

CRONOLOGÍA

El pasado viernes, tras la aparición de dos fotografías nocturnas y divulgación viral en las Redes Sociales de una persona disfrazada de payaso en distintos escenario de la localidad de Hinojos (Huelva), se crea una gran alarma social entre los vecinos, dado que es un tema de actualidad por los acontecimientos violentos en otros países.

En los días posteriores, con la aparición de nuevas fotografías en lugares diferentes, en la población se pierde el temor y nace el misterio de saber la identidad de este personaje. Este cambio es producido porque la conducta del payaso en ningún momento se manifiesta de manera violenta ni amenazante, solo se trata de un postureo fotográfico, sin haber ningún tipo de denuncia por parte de los ciudadanos.

Desde la Administración Local deseamos que la broma que comenzó con gran temor social culmine verdaderamente como un caso anecdótico. Si se producen hechos atemorizadores se iniciará una investigación sobre los mismos, la mala conducta o broma pesada podría sancionarse administrativa y penalmente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *