El PSOE reclama medidas coordinadas para combatir la seca de la encina

28-10-16.GrupoParlamentario2-642x336El senador socialista por Huelva, Manuel Guerra, ha señalado que una de las problemáticas que más preocupan en la provincia es la seca de la encina, que “está poniendo en grave peligro la supervivencia de la dehesa y de sectores fundamentales, desde el punto de vista económico y social en nuestra provincia, como la ganadería, los recursos forestales y la agroindustria que dependen de este ecosistema”. Razón por la que el grupo parlamentario ha trasladado una pregunta al Senado para que “el nuevo Gobierno ponga en marcha programas y recursos para combatirlo”.

En este sentido, Guerra ha incidido en la necesidad de conocer los datos que tiene el Ejecutivo sobre el avance de la enfermedad, las actuaciones que se han desarrollado en los últimos cinco años para luchar contra ello y los recursos presupuestarios, ha informado el PSOE en una nota.

Para el senador socialista, “es prioritario que se adopten medidas coordinadas para articular estrategias, conocer los síntomas de la enfermedad y poder regenerar la Dehesa y evitar que el proceso de deforestación continúe”.

En este sentido, ha subrayado que “la problemática incide en la economía de muchos municipios porque supone un daño medioambiental irreparable”, indicando además que “pone en peligro la supervivencia de sectores tradicionales, como el relacionado con el cerdo ibérico”.

Al hilo de ello, Manuel Guerra ha apuntado la necesidad de que el Gobierno de la nación, “además de poner en marcha medidas derivadas de los procesos de investigación, también arranque el compromiso de la Unión Europea (UE) porque es un ecosistema de altísimo valor que podemos ponerlo en peligro, no destruirlo, porque coarta el desarrollo del mundo rural”.

Asimismo, tras mantener un encuentro con el grupo parlamentario, Manuel Guerra ha informado sobre varias mociones llevadas a cabo por los socialistas en ambas Cámaras, una de ellas, la derogación de la Ley de la Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local porque supone un ataque frontal a la economía local, y también una modificación de la regla de gastos que permita a los ayuntamientos disponer de los recursos suficientes para desarrollar las políticas sociales y de empleo que en este momento necesita la ciudadanía.

Por otro lado, se ha presentado una moción sobre la mina de Aguablanca y sobre las infraestructuras ferroviarias en desuso y la anulación de las liquidaciones a las comunidades de regantes de Andalucía por la Sociedad Estatal de Infraestructuras Agrarias.

SANIDAD

En otro orden y a preguntas de los periodistas sobre la sanidad pública, el senador onubense ha realizado una defensa a ultranza del sistema sanitario público andaluz. “Abogamos por el diálogo con los profesionales, como se ha hecho siempre y se va a seguir intensificando para buscar las fórmulas más adecuadas y eficaces de gestión sanitarias, que permitan no solo salvaguardarlo sino desarrollarlo”, ha apuntado.

Concretamente en la provincia de Huelva, “se ha aumentado el presupuesto en materia de sanidad en los últimos años, a pesar de la crisis económica, y cinco de cada diez euros van dedicado a sanidad. No se ha perdido en recursos humanos en Andalucía, como sí ha ocurrido en el resto del país”.

En este sentido, Manuel Guerra ha criticado “el ataque que se ha producido desde el Gobierno central al sistema sanitario andaluz”, y ha calificado de “indecente y patética” la campaña que trata de desarrollar el PP “con una estrategia para ahogar económicamente a la sanidad pública, como ya ha hecho en otras comunidades, en los últimos años el Gobierno central ha realizado un recorte de 7.200 millones euros y ha habido un descenso de más de 80.000 sanitarios”.

Por lo tanto, a su jucio, “la primera parte de la estrategia del Gobierno del PP para atacar al sistema nacional de salud ha sido el debilitamiento del sistema a partir de la inacción”.

Según ha remarcado Guerra, “el segundo paso que sigue el PP es el de hacer una campaña de desprestigio de la sanidad pública, de acoso y derribo”. Y, el tercer paso, como ya está haciendo en otras comunidades autónomas, termina en la privatización de la sanidad. El PP lo ve como una oportunidad de negocio”. Por tanto, “la implementación de un sistema sanitario de segregación, lo que significa que la persona con menos recursos económicos tendrán que acudir a un sistema sanitario público muy precario y aquellas que tengan más recursos podrán pagarse una sanidad privada de calidad”.

“Evidentemente, ese no es nuestro modelo –insistió el dirigente socialista– y vamos a seguir apostando por un sistema sanitario público fuerte”, indicando además que la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha anunciado “ya un incremento de 500 millones en el presupuestario de la sanidad pública para 2017 y, por tanto, vamos a seguir incrementado recursos y dialogando para que el sistema sanitario andaluz siga siendo el más valorado a nivel nacional”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *