DESDE MI CABINA.
Tres puntos y pendientes de Hacienda.
[Paco Morán]

Miguelito realizó un gran partido.

Miguelito realizó un gran partido.

La grandeza del fútbol hace que partidos que puedes ganar no los gana o viceversa. Ante el Mancha Real, el Recre llegó tres veces a puerta e hizo tres goles; ante el Córdoba B, seis claras ocasiones y cero goles.

Pero como en el fútbol jugar bien es ganar, digamos que el Recre jugó bien. Tres puntos que hacen que el equipo salga del descenso para ver la semana con la idea de posicionarse en zona media tranquila al jugar con dos (El Ejido y La Roda) recién ascendidos.

Y en el partido vimos otra vez a Miguelito jugar de sobrado a otro fútbol. Se ha erigido en el mejor jugador de la plantilla y de ahí que Pavón le diera continuidad. Es más, seguirá como titular en los próximos partidos. Esto tiene el perjuicio de ver a un jugador que está en otra dimensión, con lo que abriría las posibilidades de salir en el mercado de invierno. Y sobre todo, si llega el día uno de diciembre y los jugadores siguen sin cobrar.

Se habla mucho de la legalidad vigente en cuanto a posibles o imposibles salidas de jugadores en diciembre si acumulan tres nóminas de impago. Asevero que si el día uno de diciembre no han solucionado este problema, Miguelito, Dani Molina e Iván Aguilar podrían salir a otros clubes.

Y para evitar esto, todo está en la mano de Hacienda. La reunión técnica de la que hemos oído y que se celebrase el pasado viernes en Madrid, ha servido para una primera toma de contacto. Esto en teoría debería ser mucho más fácil de lo que parece.

Todos pensaríamos que el sentido común serviría para solucionar el problema como dos peguntas: la primera sería preguntar cuanto se debe; la segunda cómo se podría pagar esa deuda.

Pero al parecer esto no es tan fácil como podríamos hacer cualquier ciudadano que tiene una deuda con la administración. Saber cuánto debe y el cómo se puede pagar, no necesitaría de más requisito. En este caso parece que no es así.

Sea como fuere, lo cierto es que como he dicho cientos de veces, nadie en el club cobrará hasta que no llegue un propietario.

En la reunión que han mantenido los consejeros con los empleados han sido claro: ‘señores nos reunimos con vosotros para deciros que no podemos pagaros’.

Así que caminemos por el sendero de la impaciencia para ver cuanto antes la fumata blanca del desbloqueo de las cuentas y la salida de las plicas del concurso público. Yo apuesto por lo segundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *