La Junta califica de irresponsable a la doctora Hergueta

En relación a la charla sobre la situación de la sanidad pública de Huelva impartida ayer, la Delegación Territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales desea informar:

La Junta, como no podía ser de otra manera, muestra su respeto más absoluto a cualquier plataforma o movimiento ciudadano que persiga la mejora de la calidad de la atención sanitaria a la ciudadanía, pero desea aclarar que dicha iniciativa ni es apolítica ni asindical. De hecho, su impulsora se encuentra liberada sindicalmente.

La administración andaluza rechaza y considera una absoluta irresponsabilidad, más aún viniendo de alguien con formación sanitaria especializada, que se utilice el argumento de la mortalidad en general, y concretamente la infantil, para desprestigiar al sistema sanitario público en Huelva. Hergueta debería saber que para analizar los índices de mortalidad en la población hay que tener en cuenta múltiples factores, como son los económicos, sociales o de hábitos de vida, entre otros, aparte de los referidos estrictamente a la atención sanitaria.

Además, dichos indicadores no son fijos y basta con una mínima oscilación para que la tasa se modifique, por lo que se deben analizar teniendo en cuenta la tendencia durante un periodo de tiempo prolongado, no un año de forma aislada. Según las últimas estadísticas correspondientes a 2014, el índice de mortalidad infantil en Huelva se encuentra en 2,6 casos por cada 1.000 recién nacidos frente a los 3,6 de la media andaluza. Cifras que para nada tienen que ver con las aportadas en la charla de ayer.

Sirva de ejemplo que un país como Estados Unidos tiene una tasa de mortalidad infantil de 6 casos por 1.000 recién nacidos, mientras que en los países del entorno europeo se sitúa entre 3 y 4, la misma que se registra en España.

La Junta no puede tolerar esta clase de mensajes malintencionados que lo único que persiguen es generar una alarma y sembrar dudas sobre la calidad de los servicios entre la población. Más si cabe si están apoyados en datos que ni son serios ni rigurosos.

También resulta lamentable que esta médica liberada sindical vincule un supuesto incremento de la mortalidad infantil en la provincia con el proceso de unificación de los hospitales, cuando, además de ser un argumento falso, esta actuación persigue justamente lo contrario: la ampliación de la cartera de servicios a disposición tanto de la población pediátrica como del resto de usuarios para equiparar así a Huelva con las principales capitales andaluzas.

Conviene recordar que en el marco de este proceso se ha puesto en marcha una nueva área materno-infantil que centraliza toda la atención de este tipo (partos, urgencias de ginecología y pediatría, consultas y hospitalización) en unas nuevas instalaciones mucho más grandes, modernas y funcionales, que posibilitan además que se oferte un mayor número de prestaciones a los ciudadanos. En el apartado pediátrico en concreto, dicha unidad refuerza los cuidados intensivos a la población en esta franja de edad incorporando una UCI de mayor capacidad y boxes para pacientes críticos/aislamiento, entre otros avances.

La Junta reitera nuevamente que la situación de la sanidad pública en Huelva para nada se parece a lo transmitido en esa charla. La provincia dispone de una elevada dotación de recursos sanitarios acorde a su volumen de población y los onubenses pueden acceder a la cartera íntegra de prestaciones tanto en atención primaria como especializada del Servicio Andaluz de Salud, que está entre las más completas del conjunto del país.

En el ámbito de la atención primaria, los cupos tanto en medicina de familia como pediatría y enfermería se encuentran en Huelva por debajo de las ratios recomendadas, que son: 1 médico de familia por cada 1.500 usuarios, 1 pediatra por cada 1.200 niños y 1 enfermera por cada 1.875 usuarios. En concreto, el cupo medio de médicos de familia en la provincia es de 1.416 usuarios por facultativo; en pediatría, de 1.125 niños por pediatra, y la ratio media de enfermería es de 1.770 usuarios por cada profesional.

En este apartado, Hergueta debería saber que la carencia de pediatras en las consultas de atención primaria no es un problema exclusivo de Huelva, sino que es una realidad que se da en todo el país, debido a la falta de este tipo de especialistas en las bolsas de empleo. Para hacer frente a ello, desde el sistema sanitario público andaluz se está formando a médicos de familia con vistas a que presten esta atención, para lo cual están perfectamente capacitados. A lo que se suma la formación específica en atención pediátrica que reciben durante el periodo universitario.

Por otro lado, al referirse a las camas hospitalarias como criterio de valoración de la calidad en la atención sanitaria, también debería saber u oculta interesadamente que éste es un parámetro ya obsoleto, en tanto en cuanto el desarrollo de la cirugía mayor ambulatoria (aquella que no requiere hospitalización) ha permitido reducir enormemente la estancia hospitalaria en los pacientes. En la actualidad, más del 50% de las intervenciones que se realizan en Huelva son ya de este tipo, en las que se aplican técnicas muchos más avanzadas que aceleran la recuperación del paciente.

En cualquier caso, la tasa de ocupación de los hospitales onubenses ronda de media el 80%, por lo que se da respuesta con total garantías a las necesidades de hospitalización con los recursos disponibles en la provincia

En el apartado de las listas de espera, por otro lado, es necesario insistir en que ha sido la propia administración autonómica, dentro de la política de transparencia que mantiene desde hace años, la que ha dado a conocer la demora existente en consultas externas en Huelva, apartado en el que se viene trabajando para mejorar la capacidad de respuesta a la ciudadanía, tal y como demuestra que en este primer semestre del año ya se haya incrementado en más de un 3% la actividad de las consultas de especialidades. A ello hay que añadir la labor conjunta entre los distritos de atención primaria y el Complejo Hospitalaria para agilizar la atención a los pacientes.

A pesar de esta campaña de acoso y descrédito permanente, la Junta va a seguir defendiendo la sanidad pública y apostando por la mejora de los servicios disponibles. Una muestra de ello es que para el próximo año las partidas en salud vuelven a crecer en los presupuestos autonómicos, en concreto cerca de un 5,5%, lo que supone alrededor de 500 millones de euros más.

Y todo ello con el respaldo de los ciudadanos que, según las últimas encuestas de satisfacción en Huelva, en el 90% de los casos se muestran satisfechos con la atención recibida tanto en los centros de salud y hospitales de la provincia.

3 Responses to La Junta califica de irresponsable a la doctora Hergueta

  1. La Junta de Andalucía inspiró a hacer el cuento de Alí Babá y los 40

  2. Nacho Fernández

    Pues cuando la espera para una prueba médica supera un año, como en mi caso una urografia, no sé si la estadística comparativa la harán con Eritrea, Zimbabue o la República Democrática del Congo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *