Piden ocho meses de prisión para un sepulturero de Beas por provocar un incendio

La sala de lo Penal número 3 de los Juzgados de Huelva acoge el próximo miércoles un juicio contra un hombre que trabajaba como funcionario para el Ayuntamiento de Beas y desempeñaba funciones de “sepulturero” y conservador del Cementerio Municipal. La fiscalía solicita en este caso ocho meses de prisión para este hombre acusado de provocar un incendio de forma imprudente, en las afueras del cementerio al quemar basuras y desperdicios que había recogido.

En el escrito de acusación, al que ha tenido acceso Europa Press, se detalla que el acusado, el 20 de septiembre de 2013, procedió a limpiar el cementerio “acumulando basura, maderas, restos vegetales y huesos humanos en una zanja” fuera del cementerio y en un área colindante con la zona forestal.

Según prosigue el escrito de acusación, en dicho lugar y sobre las 9,00 horas “quemó los restos, para lo cual no había pedido autorización de la administración, que por la fecha y ser zona de influencia forestal, no podía concederse” según la normativa andaluza.

El acusado “se ausentó del lugar sobre las 14,00 horas sin dejar vigilancia ni hacer cortafuegos; extendiéndose el fuego, por la falta de diligencia y cuidado del acusado al terreno forestal colindante, al que llegaron pavesas de la quema”.

Los dueños de las fincas colindantes, sobre las 15,00 horas, dieron aviso al 112 que movilizó a los retenes de las BRIF, cuya intervención unida a los medios aéreos, permitió que el incendio fuese apagado definitivamente sobre las 17,15 horas de ese mismo día, llegando a afectar una extensión aproximada de 12,29 hectáreas de matorral y pastos, ocasionándose además daños y perjuicios cuantificables económicamente por valor de 26.152 euros en la finca colindante ‘La Nicoba’. Los gastos de extinción se han valorado en casi 8.000 euros.

Según se recoge en el escrito presentado por el fiscal, los hechos ocurren en época de Peligro Alto y en zona de peligro con una temperatura de 31,1 grados, una velocidad del viento de 11 kilómetros a la hora, humedad del aire del 30 por ciento y una probabilidad de ignición del 60 por ciento.

Según señala el fiscal en su escrito, los hechos “constituyen un delito de incendio forestal, por imprudencia grave” por lo que “procede imponer al acusado, la pena de ocho meses de prisión con la accesoria de inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena.

Por vía de responsabilidad civil, el fiscal pide al acusado que se indemnice a la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía en 7.914,10 euros por los gastos de extinción del incendio y al dueño de la finca afectada con 26.152 euros, siendo responsable civil subsidiario el Ayuntamiento de Beas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *