Moguer trata de profundizar en la atención a los inmigrantes

Reunión con el alcalde (3)El director general de Coordinación de Políticas Migratorias de la Junta, Luis Vargas, ha estado este martes en Moguer durante su visita a varias localidades onubenses con grandes zonas de producción agrícola, en las que el fenómeno de la inmigración tiene una mayor presencia.

Acompañado por el delegado del Gobierno Andaluz, Francisco José Romero, Vargas ha mantenido una reunión de trabajo con el alcalde, Gustavo Cuéllar, la concejala de Bienestar Social, Paqui Griñolo, y varios técnicos de este área municipal que trabajan en estrecho contacto con la situación de los inmigrantes en el municipio, al objeto de conocer en profundidad la realidad de este colectivo para intentar promover actuaciones que favorezcan su integración sociolaboral y minimicen el impacto negativo que hasta ahora tienen los asentamientos chabolistas que siguen detectándose en el entorno de las zonas freseras de la provincia.

Antes, el director general de la Junta había mantenido contactos tanto con representantes de la Unión de Pequeños Agricultores, UPA, como con entidades sociales que trabajan en relación con la situación de estos asentamientos, como Accem, visitando incluso algunos de estos parajes en los que persiste el fenómeno de las concentraciones chabolistas.

Durante la reunión de trabajo tanto los representantes municipales como los de la Junta de Andalucía coincidieron en la necesidad de articular políticas y mecanismos de atención social en los que se involucren decididamente las tres principales administraciones implicadas, como son los ayuntamientos, la Junta y el gobierno central.

El alcalde, Gustavo Cuéllar, destacó “el esfuerzo que el consistorio moguereño viene realizando desde hace años potenciando el servicio de atención al colectivo inmigrante, y poniendo en marcha un protocolo para la eliminación de estos asentamientos tercermundistas y con graves problemas de salubridad y seguridad para sus propios ocupantes y también para el medio natural que son los asentamientos”.

En este sentido Cuéllar recalcó que “mediante una actuación que incluye labores de información y concienciación, asesoramiento sobre alternativas de alojamiento y trabajo, y atención a las necesidades básicas de las personas migradas en nuestro municipio, se ha conseguido reducir el número de inmigrantes ubicados en estos precarios asentamientos de unas 1500 el pasado año a poco más de 400 en la actualidad”.

El director general de Políticas Migratorias destacó “la necesidad de abordar la situación de estos asentamientos vinculados a las explotaciones agrícolas mediante una estrategia conjunta de las tres administraciones y la colaboración de todos los sectores implicados”, insistiendo en que “se trata de un problema acumulado durante muchos años que hemos de intentar solucionar a través de una intervención sobre este colectivo que debe aunar una acción social y pedagógica sobre los residentes en estos asentamientos, y una búsqueda de alternativas que permita a todas estas personas disponer de una vivienda digna”.

Vargas añadió que “es necesario por una lado fomentar la consolidación de alojamientos adecuados en las propias fincas agrícolas, y por otro facilitar el acceso a viviendas de alquiler, dando siempre tranquilidad a los arrendadores con garantías de que percibirán sus rentas, y realizar además un seguimiento cercano de estas personas para lograr una integración cada vez mayor en nuestra sociedad”.

Por su parte, la concejala Paqui Griñolo destacó “que el Ayuntamiento de Moguer lleva 5 años trabajando seriamente en la búsqueda de soluciones para esta situación siendo incluso pioneros en la puesta en marcha de protocolos para evitar estos asentamientos chabolistas”, y agradeció a Vargas “la complicidad y el apoyo de la Junta de Andalucía en esta difícil tarea que solo podremos abordar con garantías si nos implicamos en ello todas las administraciones”.
La responsable municipal de Bienestar Social se mostró de acuerdo con Vargas en la necesidad “de involucrar de manera directa al Ministerio en estas acciones solidarias y de integración social ya que sólo con la implicación de todos los actores podremos recuperar la dignidad para todas estas personas que malviven en estos asentamientos en condiciones verdaderamente duras”.

Por último, Griñolo destacó “el carácter acogedor que Moguer siempre ha tenido hacia las personas migrantes sin que se haya detectado nunca un brote xenófobo en nuestra ciudad, y vamos a seguir trabajando con todos los medios a nuestro alcance por conseguir una sociedad cada vez más cohesionada y más solidaria”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *