DESDE MI CABINA.
Capitanes honrados.
[Paco Morán]

Jesús Vázquez ante Víctor Curto.

Jesús Vázquez ante Víctor Curto.

En condiciones normales, en cualquier club de fútbol en los que los jugadores llevaran cuatro meses sin cobrar y con los precedentes de antaño, ya habría habido sonido de sables.

Pero afortunadamente en el Recreativo de Huelva no pasa eso. Es más, los jugadores no ponen mala cara, y a la hora señalada por el técnico, ahí están ellos dándolo todo en la ciudad deportiva, a pesar de las dificultades económicas por las que algunos están pasando. La honradez de esta plantilla está fuera de toda duda.

Y estamos hablando de muchos jugadores jóvenes con sangre caliente que en un momento determinado podrían estallar si alguien no le da la mano y lo tranquiliza.

Y es ahí cuando entran tres hombres honrados, fieles y cabales con el Decano. Antonio Nuñez, Juan Antonio Zamora Zambudio y Jesús Vázquez, son jugadores veteranos que tienen la mente fría para saber el cómo manejar a este vestuario para que los jóvenes no desesperen.

Y no me cabe dudas en que tienen mil motivos para protestar ante los impagos y ante las malas condiciones de trabajo en un césped de la ciudad deportiva que está horrible.

El recreativismo deberá reconocer que los tres capitanes del Recre están actuando como tal.

La afición esto lo sabe, y gracias a estos tres hombres el vestuario tiene paz. No es completa, dado que es duro que pasen los meses y los sueldos no lleguen; ni la esperanza de cobrar está cerca.

Un nuevo dueño es su única esperanza.

Los tres capitanes seguirán en esa línea de tener la mente fría para calmar a todos.

De ahí que, aún respetando la opinión de los aficionados que pitaron al equipo el pasado domingo, yo jamás pitaría a unos hombres que vienen padeciendo un suplicio en los tres últimos años. No merecen los jugadores del Recre que nadie les silbe.

Hay que ponerse en su lugar para saber y comprender su situación. Algunos como Antonio Domínguez y Bonaque con bebes recién nacidos y bocas a las que alimentar.

Esta situación debe ser arreglada cuanto antes, o al menos que ellos sepan el minuto y resultado de las negociaciones con Hacienda.

Y conocer además, por qué aún no se ha hecho ni un solo folio de las plicas para poner el concurso público cuanto antes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *