Adolescentes almonteños conocen las consecuencias del consumo de alcohol

TALLER ALMONTE 2016La Unidad de Prevención Social de Diputación (UPS), encuadrada en el Área de Bienestar Social, ha abierto una nueva vía de colaboración con las asociaciones que trabajan en la prevención de las drogodependencias en la provincia. Conocer su número, ubicación, población a la que atienden o el trabajo que realizan, es fundamental para el propósito de Diputación de establecer un programa de colaboración permanente en materia de prevención con estas entidades relacionadas con las adicciones. Así lo ha manifestado la diputada de Bienestar Social, Aurora Vélez, que ha resaltado que con ello, la UPS pretende “contribuir a la coordinación y racionalización de las políticas y programa de prevención que se desarrollan en nuestra provincia”.

Fruto de estos contactos es la reciente participación de la UPS, junto con la Asociación de Prevención y Estudio de Toxicomanías de Almonte (Apret) en el desarrollo de tres talleres sobre prevención de consumo de drogas realizados en el IES “La Ribera” de la localidad.

En los talleres, enmarcados en el entorno de la conmemoración del Día Mundial sin Alcohol, han participado 74 alumnos de cuarto de ESO, con edades comprendidas entre los 14 y los 15 años, a los que se les ha explicado, teórica y prácticamente, cómo se siente una persona al estar bajo los efectos del alcohol,los diferentes tipos de bebidas alcohólicas, el tiempo que se necesita para metabolizarlas y otras cuestiones relacionados con los peligros que implica un consumo no responsable.

En la sesión práctica se han utilizado las gafas de simulación, que reproducen en el usuario los efectos de distorsión de la realidad producida por la ingesta de bebidas alcohólicas, incluyendo el estado de alerta reducida, el aumento del tiempo de reacción, confusión, distorsión visual, alteración de la percepción de la profundidad y la distancia, reducción de la visión periférica, visión doble, y falta de coordinación muscular, entre otras.

Fuera de las aulas, la actividad también se ha abierto a la población almonteña, con la celebración de un taller de simulación en la misma Plaza Virgen del Rocío, en el que se han realizado ruta de obstáculos con conos, curvas con patinete y otros ejercicios de equilibrio no compatibles con el consumo de alcohol.

Las conductas de riesgo en la población adolescente son una prioridad para la Unidad de Prevención Social de Diputación, que ha intensificado su participación en los programas preventivos que se desarrollan en la provincia destinados a este sector joven de la población. Prueba de ello son las acciones formativas que la Unidad realiza junto a la Policía Local, profesorado, monitores deportivos, empresarios y trabajadores del sector hotelero y otras administraciones, como la Junta de Andalucía, con la que tiene articulado un protocolo de actuación para detectar consumos problemáticos de

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *