‘Cándido en la Asamblea’: el debut narrativo del diputado socialista Díaz Trillo

El poeta y político propone un relato ingenioso y a veces irónico sobre la vida política en España

JJDiazTrillo1 JJDiazTrillo2José Juan Díaz Trillo, poeta de amplia trayectoria y actual diputado del PSOE en el Congreso de los Diputados, debuta en la narrativa con Cándido en la Asamblea, novela editada por el sello Point de Lunettes.

La historia, inspirada en el clásico de Voltaire, plantea un relato ingenioso y punzante, a ratos también con profundas cargas de ironía, sobre los cambios políticos vividos en España en las últimas décadas, desde la llegada de la Democracia al movimiento de los indignados.

“Montesquieu aseguró que cada generación debería reescribir el clásico de Voltaire. Y ése es mi propósito”, asegura Díaz Trillo. El autor parte del interés de Carlos, médico y diputado, por escribir la vida de Cándido, corrector de un “Diario de Sesiones” en el que se irán produciendo cambios sorprendentes. “Hace tiempo que venimos hablando, cada vez con más orden y sistema, de mi vida. Cree que yo soy el indicado, y no solo por el nombre, claro está, sino por lo que había vivido y cómo lo había sentido”, dice el protagonista.

A partir de aquí, la biografía de Cándido se despliega ante el lector en un relato mestizo, híbrido, polifónico, de galope bien medido. De un lado, el personaje principal habla desde el presente y recompone en primera persona algunos aspectos de su azarosa biografía. Del otro, Carlos los recreará en tercera persona con voluntad de ficción. Pero, a medida que el relato avanza, la realidad y la invención se irán confundiendo en una única historia. “El personaje se me ha ido haciendo más humano, más vivo, como tú”, le llega Carlos a admitir a Cándido.

En este juego de espejos, la novela Cándido en la Asamblea está poblada de deliciosos personajes, como Julián, letrado mayor de la Asamblea (“Lo de robar, insiste, le parece una ordinariez […] Su ambición está en la letra pequeña y el concepto escondido”), o don José, abuelo de Cándido, farmacéutico aficionado a los sismógrafos, quien recorre todo el relato con sus notas personales: ”España, señora mía, no es un problema, ni un enigma, ni una causa abierta de unos contra otros…”

Así, atraviesan el debut narrativo de Díaz Trillo el Contubernio de Múnich, las protestas estudiantiles del 68, el atentado de Carrero Blanco, la llegada de la democracia, la caída del Muro, la guerra de los Balcanes o el movimiento de los indignados, asunto que, en repetidas ocasiones, sobrevuela en las conversaciones de Cándido y Carlos. “Se está haciendo política con las tripas. No hay discusión; sólo imposición”, le reprocha el primero. El segundo responderá: “El malestar, o encuentra un cauce, o se empantana”.

Díaz Trillo, nacido en Huelva en 1958, asegura que con este Cándido en la Asamblea salda una deuda personal: la de escribir una novela. ”Soy una autor de una decena de libros de poesía, pero la novela no es fruto de la inspiración, sino más bien un trabajo de artesanía, muy disciplinado, y creo que, al fin, aquí lo he conseguido”. En este su debut narrativo, confiesa que aspira a rendir tributo a la vigencia de la Ilustración y de la mejor Literatura. “Ni vivimos en el mejor de los mundos posibles ni todo está escrito”.

Como poeta, es autor, entre otros, de Héroe de su herida (Premio Residencia en 1988), Para evitar la nieve (Premio internacional Odón Betanzos en 1994) y Mundo y aparte (Premio Aljabibe en 2010). Sobre él, Pablo García Baena, presidente del jurado del último de los galardones citados, ha dicho: “Díaz Trillo es un poeta de una solidez y exigencia expresiva a todas luces singulares. Solidez poética, exigencia moral en el poema y un sentido de la concisión que en sus versos ni sobra ni falta”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *