Baja un 30% el número de salones de juego en los últimos seis años

TragaperrasEl número de salones de juego autorizados en la provincia de Huelva ha descendido un 30 por ciento durante los últimos seis años, tras pasar de los 158 salones en funcionamiento en 2010 a los 112 en este año, número que se sostiene en la actualidad, según los datos del Servicio de Juegos y Espectáculos Públicos de la Junta de Andalucía, consultados por Europa Press.

A su vez, el número de máquinas tipo B o recreativas con premio en la provincia prácticamente también se mantiene, aunque ha descendido en los últimos años pasando de las 2.170 en 2014 a las 2.134 en este año, de las cuales 839 se explotan en establecimientos de hostelería, 1.216 en salones de juego y 76 máquinas en salas de bingo, más otras tres que constan en locales de depósito de las empresas.

Respecto a las salas de bingo, actualmente solo hay cinco salas de bingo activas en Huelva, dos en la capital, dos en Isla Cristina y una en Ayamonte.

La Delegación de la Junta de Andalucía en Huelva, competente en materia de juego, ha realizado labores de inspección en materia de máquinas recreativas y locales de juego durante 2016.

Así, en los salones de juego se comprueba además que no haya menores de 18 años en el interior del mismo ni jugando, que en los salones que tienen máquinas con acceso restringido se encuentren las mismas señalizadas y que el establecimiento tenga control de acceso para esas máquinas, así como comprobación del sistema de interconexión de máquinas explotado en el establecimiento y condiciones técnicas del local.

En los establecimientos de hostelería se comprueba que las máquinas instaladas tienen toda la documentación en regla, que se trata de modelos homologados por la Junta de Andalucía y que se encuentran dadas de alta con matrícula expedida por la Delegación del Gobierno y, por consiguiente, pagan la tasa fiscal sobre el juego.

De hecho, cada máquina tipo B debe tributar a la Hacienda Pública de Andalucía una tasa fiscal por importe de 3.700 euros al año, lo que significa que las 2.134 máquinas que se explotan en la provincia suponen aproximadamente unos siete millones de euros anuales a nivel de tasa fiscal a recaudar por la Administración Autonómica, ya que algunas máquinas tributan tasa fiscal reducida de 800 euros al año y 1.600 euros al año.

De igual manera, las empresas de juego titulares de máquinas recreativas deben abonar determinadas cantidades en concepto de tasa de servicio por la tramitación de las autorizaciones de explotación y gestión de uso de las máquinas recreativas, lo que en el año en curso hasta la fecha del 15 de noviembre ha supuesto el ingreso por la Junta de Andalucía de la cantidad de 75.160 euros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *