Madre Coraje recibe la visita de dos beneficiarios de sus proyectos en Perú

Rosario Medrano, defensora de los derechos de las mujeres, y ex presidenta de la FEMURA, Federación regional de mujeres de Apurímac (Perú), visitará la delegación onubense de Madre Coraje junto a Paúl LLacma, líder campesino de la Comunidad de Pataypampa, este martes 21 de noviembre.

Durante la visita, estas dos personas beneficiarias de proyectos para el desarrollo de la Asociación, compartirán su experiencia con el voluntariado que colabora con Madre Coraje, y con todas las personas que deseen acercarse, en un acto que tendrá lugar a las 17.30 horas.

Rosario, además de haber sido presidenta de la FEMURA, fue premiada con la Orden del Mérito a la Mujer 2013 del Ministerio de la mujer peruano, y representa la lucha de las mujeres apurimeñas organizadas por la equidad de género y la vigencia de los derechos de las mujeres. “Antes la mujer se centraba exclusivamente en obedecer y atender a su esposo, no se le incentivaba para que se formase, trabajase y se tuviera autoestima”, explica Rosario.

Desde el año 2005, Madre Coraje ha apoyado a través de sus socios locales CDH y APRODEH el proceso de creación y fortalecimiento de la FEMURA con cinco proyectos consecutivos. Además, la Asociación ha apoyado la formación de lideresas fortaleciendo las organizaciones de mujeres y fomentando acciones para darles voz, promoviendo también la participación activa de la mujer en la vida política.

Por su parte, Paul LLacma, líder campesino de la Comunidad de Pataypampa (Perú), es presidente de la asociación de Kamayoc (promotores agropecuarios) y participa en el programa de formación de líderes ATISUMI. En el año 2002, Madre Coraje empezó a trabajar con su socio local CEPRODER un proceso de mejora integral de las condiciones de vida de la población del distrito de Pataypampa, una comunidad que sufrió en los 80 una gran violencia sociopolítica que logró desestructurar casi por completo la vida de las personas que allí vivían. “Pataypampa daba pena. No había alimentación, empleo, educación… llevando a muchas personas al alcoholismo, violencia doméstica…”, explica Paul Llacma. “Sin embargo, con la llegada de los proyectos como el que promueve Madre Coraje en esta Comunidad, la realidad está cambiando porque el desarrollo económico está posibilitando avanzar”.

De esta forma, la visita de Rosario y Paúl sirve de testimonio del trabajo que Madre Coraje viene realizando en estos 25 años de vida en lugares como Pataypampa y Apurímac (Perú)
Lugares donde Madre Coraje ha trabajado con las familias, dando protagonismo a la mujer, reforzando la alimentación y la formación desde el respeto al medio ambiente, logrando unir lo tradicional con los nuevos avances, y generando así también, una forma de subsistencia… todo para lograr “el buen vivir” de esta Comunidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *