380 alumnos de la provincia aprenden a ‘crecer con seguridad’

Un total de 380 alumnos de Primaria y Secundaria de diez centros de la provincia de Huelva han recibido información sobre la necesidad de prevenir los riesgos laborales a través de la campaña ‘Aprende a crecer con seguridad’, desarrollada de forma conjunta por las Consejerías de Empleo, Empresa y Comercio y de Educación y que ha sido clausurada este jueves en el Colegio de Educación Infantil y Primaria (CEIP) San Sebastián de Santa Bárbara de Casa.

La iniciativa ha recorrido en un aula-bus colegios de Huelva capital, Matalascañas, Paterna, El Granado, Sanlúcar, Lucena, Cala, Santa Olalla, Alájar, Santa Bárbara y Lepe, donde los alumnos han recibido información sobre la necesidad de prevenir los riesgos en su propia actividad diaria. Según ha explicado el delegado territorial de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Manuel Ceada, esta campaña pretende introducir en la escuela la cultura de la prevención mediante la sensibilización, la formación del profesorado y las guías de apoyo para introducir esta materia como enseñanza trasversal. También ha recordado que, incluyendo la presente edición, el aula-bus escolar ha llevado su campaña a más de 6.100 alumnos de la provincia.

Los objetivos del programa se han centrado en concienciar a niños, padres y profesores sobre la problemática de los accidentes, y asentar así desde la infancia la cultura de la prevención. De igual manera, se ha buscado integrar a todos los responsables de la educación de los niños para que éstos crezcan con el valor de la prevención, a la par que persigue reducir los accidentes infantiles, como paso previo a la seguridad en el trabajo.

El delegado territorial ha insistido en que la seguridad y la prevención deben ser valores que toda la sociedad tenga arraigados desde la infancia. Por ello, según ha valorado, los objetivos de ‘Aprende a crecer con seguridad’ se centran en concienciar sobre los accidentes no sólo a niños y niñas, sino también a padres y madres, así como al profesorado, apostando la cultura de la prevención.

También ha detallado que el aula-bus es una unidad móvil de formación que resulta atractiva para los escolares, y en la cual se trabaja mediante juegos didácticos, de forma que desarrolla su actividad con el alumnado y los tutores con un método dinámico, participativo e innovador.

En este sentido, ha señalado que, en el desarrollo del programa, se establece una participación activa de los alumnos, a quienes, en un primer momento se les informa de los conceptos de ‘prevención’, ‘accidente’, o ‘riesgo’ para a continuación leer un tebeo en el que los protagonistas sufren una serie de accidentes que podrían evitarse. Posteriormente, se escenifica un accidente, y a partir de ahí, los participantes tienen que aportar su visión de cómo se podría haber evitado.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *