Diputación destina 20.000 euros para las víctimas del huracán Matthew en Haití

La institución provincial colabora un proyecto de Aldeas Infantiles SOS en el municipio de Les Cayes

Foto ayuda humanitaria HaitíLa Diputación de Huelva, a través de su línea de ayuda humanitaria y emergencia, destinará 20.000 euros a un proyecto que la organización Aldeas Infantiles SOS está llevando a cabo en Haití destinado a la mejora de las condiciones básicas de vida de 300 familias campesinas afectadas gravemente por el paso del Huracán Matthew.

Según ha explicado la vicepresidenta de la institución provincial y responsable de Cooperación Internacional, María Eugenia Limón, esta ayuda humanitaria irá destinada al reparto de 1.500 kits higiénicos en el municipio de Les Cayes, en la provincia del Sur de Haití, donde viven estas familias, que participan en el Programa de Fortalecimiento Familiar de Aldeas Infantiles.

La vicepresidenta ha explicado que Aldeas Infantiles SOS es una organización de ayuda a la infancia, internacional, fundada en Austria y con presencia en 134 países, que centra su labor en el desarrollo del niño hasta que llega a ser una persona autosuficiente e integrada en la sociedad. Limón ha recordado que el Plan Director de Cooperación Internacional de la Diputación de Huelva 2016-2019 considera a los niños y las mujeres como grupos prioritarios de población, al ser los más vulnerables y quienes mas sufren las consecuencias de las crisis humanitarias.

De hecho, el último informe de Naciones Unidas estima que unos 150.000 niños y niñas vulnerables en Haití se han quedado desescolarizados. Además, de los 27.000 casos sospechosos de cólera que se han detectado este año aproximadamente, la tercera parte de ellos eran niños. Los niños necesitan ser protegidos de la violencia, explotación, abuso y el riesgo de ser víctimas del tráfico humano.

Por su parte Eva Martín, responsable de financiación pública de Aldeas Infantiles, ha recordado que el paso del huracán Matthew -de categoría 4- sobre la costa sudoeste de Haití a principios de octubre, dejó al mundo rural y urbano con grandes dificultades para cubrir y atender las necesidades de su población, en un país dónde las estructuras estatales son verdaderamente débiles.

Según ha explicado Eva Martín, las necesidades humanitarias ya eran altas en Haití antes de la crisis, como consecuencia de la devastadora situación del país tras el terremoto de 2010, y derivadas de los desplazamientos, la inseguridad alimentaria y la desnutrición, “con el agravante de una situación política y económica extremadamente frágil”. Ante la nueva crisis humanitaria se está llevando a cabo un programa Global de Emergencia, centrado en la rehabilitación de las infraestructuras -”el 86 por ciento de los colegios ha sido afectado por el huracán o cerrados, con 150.000 niños no escolarizados” y en la distribución de kits de alimentos e higiene y de kits agrícolas “para que las familias puedan sembrar para la próxima cosecha”.

En las zonas afectadas en el suroeste de Haití las comunicaciones y suministros de luz y agua se han destruido y los caminos son inaccesibles debido a las inundaciones y los aludes de lodo. La devastación de las viviendas ha sido casi total llegando a permanecer en pie sólo un 2 por ciento de las mismas. Como medidas inmediatas el gobierno decidió habilitar 1.300 refugios temporales con capacidad para 340.000 personas, el cierre de los colegios, la evacuación de la población en las zonas afectadas y la movilización de las autoridades locales y equipos de emergencia.

Según informe del 11 de Noviembre de la Oficina de Ayuda Humanitaria de Naciones Unidas en Haití: 2.1 millones de personas se han visto afectadas por el huracán. 1.4 millones de personas necesitan asistencia, de ellos 436.322 son menores de entre 15 y 24 años. Se han detectado 5.840 casos de cólera. 806.000 personas necesitan comida de manera urgente. 141.493 personas han sido desplazadas viviendo en los 307 refugios temporales. 540.000 mujeres en edad reproductiva necesitan algún tipo de protección. Se confirman 842 muertos y más de 500 heridos a consecuencia del huracán.

Es bastante probable que se extiendan las enfermedades existentes en la región, en particular el cólera, debido a los daños sufridos en las infraestructuras y la contaminación de las fuentes de agua por las lluvias e inundaciones. El Zika y el dengue son también frecuentes en las zonas afectadas por el huracán, y es probable que se agraven por las lluvias intensas e inundaciones derivadas del huracán. Se han detectado los primeros casos de malaria en varias poblaciones afectadas.

De manera inmediata el llamado a las organizaciones internacionales especializadas en emergencia y ayuda humanitaria ha sido dirigido a facilitar el acceso a agua potable, educación, refugios, protección a los niños, asistencia sanitaria y alimentos.

Sobre Aldeas Infantiles SOS

En el mundo existen 571 Aldeas Infantiles SOS. Entre las Aldeas, las Residencias de Jóvenes y los Programas de Fortalecimiento Familiar, se atiende a un total de 553.600 niños, jóvenes y familias. Cuenta además con 630 Colegios, Centros de Educación Infantil, Centros Sociales y Centros de Formación Profesional, que atienden a 242.000 niños y jóvenes. Ofrece 943.700 tratamientos médicos en los 76 hospitales SOS y cuenta con 726.500 beneficiarios en los 24 programas de Atención a Emergencias en el mundo.

En España, Aldeas Infantiles SOS está presente desde 1967, trabajando actualmente en siete comunidades autónomas: Andalucía, Aragón, Castilla-La Mancha, Canarias, Cataluña, Galicia y Madrid. La Presidencia de Honor la ostenta S.M. El Rey Felipe de Borbón y este año 2016, Aldeas Infantiles ha recibido el Premio Princesa de Asturias de la Concordia.

Aldeas Infantiles SOS trabaja en siete comunidades autónomas: Andalucía, Aragón, Castilla-La Mancha, Canarias, Cataluña, Galicia y Madrid, a través de tres líneas de trabajo fundamentales: Programas de protección, Programa de Apoyo a la autonomía de los jóvenes y Programas de prevención a través del acompañamiento y fortalecimiento familiar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *