Más despidos y denuncias de jugadores

José Luis Peña.

José Luis Peña.

Ya se sabe que como dice el refrán, a perro flaco todo son pulgas, y al Recreativo solo le falta montar un circo y que le crezcan los enanos. La actualidad albiazul está más centrada en los movimientos en los despachos que en lo que pasa en el terreno de juego y eso, se quiera o no, acaba por pasar factura y solo hay que ver la clasificación.

Las últimas novedades en el club albiazul tiene que ver con dos despidos, los de José Luis Peña, responsable de cantera, y Simón González, jefe de mantenimiento. A ambos se les ha hecho por el mismo motivo, la situación económica del club no da para hacer frente a sus salarios. El Decano está en plena operación adelgazamiento de personal. Ambos ha sido echados con un reconocimiento de las mensualidades que se les debían y del finiquito, pero cobrar no han cobrado ni un euro porque no lo hay.

La otra noticia relacionada con los impagos es la de la denuncia de los jugadores ante la AFE. En el club entienden la situación y consideran que es normal que denuncien. El problema es que el mercado de invierno se cierra de manera automática para el club. Lo de buscar refuerzos se convertiría en un imposible y las castañas del fuego van a tener que sacarlas los actuales componentes de la plantilla.

La actual situación del Decano es como para llorar: en puestos de descenso, sin entrenador oficial en el banquillo, sin acuerdo con el que se ha echado, con Pavón advertido por el colegio andaluz de entrenadores, con el personal sin cobrar, sin un ERE a la vista porque no parece posible, sin poder reforzar la plantilla….

Salir del actual bucle parece difícil, pero más complicada parecía la salvación en mayo y el equipo está compitiendo. Ya se sabe, mientras hay vida hay esperanza. Y eso es lo único que por ahora le queda al recreativismo, esperanza de que todo salga bien y los mil problemas actuales se solucionen con la venta del club y la llegada de un inversor que le dé alas y aire fresco.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *