Cómo ahorrar con un huerto en casa

huerto casero

Huerto casero

Seguro que más de una vez has ido a la compra y has pensado que tal fruta o verdura estaba carísima, y es que en ocasiones estos productos esenciales para nuestra sana alimentación se encarecen. Una solución cada vez más en boga es crear tu propio huerto en casa. Como lo lees: hay maneras de montar una pequeña huerta en tu casa, incluso si vives en una ciudad y no tienes jardín. ¿Quieres saber cómo? Te lo contamos:

Lo primero que hay que hacer es escoger el espacio que ocupará tu huerto. Ten en cuenta que la ubicación que le des puede determinar el éxito o el fracaso del mismo. Por ello, estas son las cosas que debes tener en cuenta:

  • Debe ser una zona de la casa soleada, que obtenga la mayor cantidad de luz natural posible y durante el máximo tiempo posible. Lo mejor es que las plantas reciban la luz de forma directa.
  • Es recomendable tener una fuente de agua cerca. No es imprescindible pero te facilitará la tarea y hará que ahorres tiempo.
  • El suelo debería disponer de un buen sistema de drenaje que canalice el agua de regadío sobrante hacia un desagüe. Si simplemente vas a poner un par de macetas en un espacio interior, puedes colocar algún plato o bandeja debajo de las mismas.
  • Debes tener en cuenta que el espacio que ocupe el huerto se ensuciará fácilmente, por lo que te aconsejamos que tomes las medidas necesarias para que ese espacio sea fácil de limpiar.

Ya tienes claro qué debes considerar a la hora de elegir el lugar que ocupará tu huerto casero. Ahora podemos pasar a la acción y hablar de cómo puedes montarlo. Para que este bonito proyecto sea lo más barato y ecológico posible, lo mejor es reciclar; te sorprendería la cantidad de objetos cotidianos que pueden reutilizarse para este propósito.

Dependiendo del espacio que tengas puedes crear un huerto horizontal (colocando las macetas una al lado de otra) o vertical (en distintos pisos, lo que te permitirá ahorrar espacio y trabajar más cómodamente).

OXFAM Intermón propone una serie de materiales que puedes reciclar para montar tu huerto casero:

  • Cajoneras y armarios viejos: si tienes alguno de estos muebles rotos o sin usar puedes utilizar los cajones como soporte para tus plantas. Eso sí, debes forrar con bolsas de plástico los cajones, en caso de que éstos sean de madera y dejar espacio entre ellos para que las hortalizas reciban luz suficiente.
  • Botellas de plástico y garrafas vacías: si prefieres un huerto vertical, esta es sin duda una de las mejores opciones. Sólo tendrás que hacer un agujero amplio en las botellas, rellenarlas con la tierra y plantar lo que quieras.
  • Cajas de madera: de las que usan en las fruterías y que siempre acabamos tirando una vez damos cuenta de la fruta que había en ellas. Ahora podrás usarlas como plataforma para tus plantas y puedes distribuirlas como quieras.
  • Palés de madera: si tienes suficiente espacio, los palés del revés son un soporte perfecto y tienen unas medidas muy adecuadas para un pequeño huerto casero.

Una vez escogido el soporte, sólo tendrás que rellenarlo y plantar tus semillas o esquejes. Aunque ya te adelantamos que no vale cualquier tierra para tu huerto. Lo más sencillo es hacerte con compost y mezclarlo con sustrato para plantas (ambos se pueden adquirir en tiendas de jardinería). Si quieres ser totalmente ecológico y autosuficiente, puedes crear tu propio compost reciclando los residuos orgánicos que generes. En cuanto a las plantas, aquí van unos consejos:

  • Plantas de temporada: si escoges las hortalizas que se dan de forma natural en la temporada en la que vayas a plantarlas, ahorrarás en recursos, ya que necesitarán de menos cuidados para florecer y prosperar.
  • Mezcla distintas clases: plantar flores y otro tipo de vegetales junto a tus hortalizas es positivo, ya que ciertas especies actúan como repelentes naturales de plagas y hongos que podrían dañar tu huerto.
  • Planteles: puedes reciclar hueveras y ponerles papel húmedo o un poco de tierra para plantar allí tus semillas y trasplantarlas más adelante cuando la planta tenga mayor tamaño, a su maceta.

Esperamos que con estos consejos puedas montar tu huerto casero con éxito y que disfrutes cuidando de él y consumiendo las frutas y verduras que cultives. Sin embargo, si no tienes posibilidad de reciclar nada y tienes que hacer algunas compras iniciales para construir tu huerto, siempre puedes acudir a los minicréditos online para que este proyecto no afecte a tu presupuesto mensual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *