La Junta apunta la seguridad jurídica como “hito” del Plan de la Corona Norte

Pedro Pascual Hernández participa en Moguer en un encuentro con alumnos de Ingeniería Agrícola de la UHU

Corona NorteEl Plan Especial de Regadíos de la Corona Norte Forestal de Doñana, “tras un largo y doloroso pero también imprescindible proceso de aprobación”, aporta a la fresa y demás frutos rojos del Condado los “grandes hitos” de la seguridad jurídica, la certidumbre y el sello de calidad que mana de la salvaguardia de los valores ambientales de un monumento de la biodiversidad único. Así lo ha manifestado el delegado territorial de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Pedro Pascual Hernández, durante el encuentro que ha mantenido este viernes con un grupo de alumnos del cuarto curso del grado de Ingeniería Agrícola de la Universidad de Huelva (UHU) en las instalaciones de la Comunidad de Regantes El Fresno, en Moguer.

Pedro Pascual Hernández, que ha reconocido la dificultad de satisfacer de un modo pleno las demandas de la amplia diversidad de actores implicados con intereses, en muchos casos, confrontados, ha puesto en valor la voluntad de la Junta de Andalucía de alcanzar en todo momento, desde el inicio, el máximo consenso. Un punto en el que ha asegurado que la sostenibilidad de Doñana “ha sido, es y será siempre” un principio irrenunciable, “porque hemos de protegerla y, además, porque es la mejor marca con la que pueden aterrizar nuestras producciones en los mercados internacionales”, ha apostillado el delegado territorial. Ésa será la realidad, ha continuado, de las 9.814 hectáreas de superficie regable que contempla el Plan Especial.

El responsable de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural en Huelva ha recordado que, en un primer momento, el documento regularizaba 9.340 hectáreas y que, en última instancia, tras el estudio pormenorizado de cada palmo de terreno y de toda la información facilitada por los usuarios, se han podido incorporar otras 474, lo que equivale al 36,46 por ciento de las 1.300 hectáreas que quedaron fuera de la ordenación en un primer instante. “Ojalá hubieran podido ser más, pero la cifra no deja de ser importante y está presidida por ese equilibrio certificado entre actividad económica y medio ambiente que permite a nuestros cultivos salir al exterior con la cabeza bien alta y que acallará para siempre esas falsas campañas de desprestigio orquestadas, con frecuencia, por nuestros competidores extranjeros”, ha aseverado.

El problema del agua

Pedro Pascual Hernández ha expuesto a los alumnos de Ingeniería Agrícola de la UHU que los regadíos del Condado, como ocurre en el conjunto de la provincia, son “bandera” de diversificación, de innovación, de diferenciación, de uso racional de los recursos, de la máxima tecnificación de los sistemas de riego, de control biológico, de apuesta por lo ecológico, de búsqueda de las mejores variedades, del sabor y la excelencia, de concentración de la oferta y de internacionalización. Sólo falta, ha añadido, terminar de traer el agua necesaria a la zona “y, estoy convencido, lo conseguiremos, porque Huelva es rica en este recurso, porque la tenemos”.

En esta línea, el delegado territorial de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural ha resaltado que el Plan Hidrológico de la Demarcación Hidrográfica del Tinto-Odiel-Piedras dispone de una reserva de 15 hectómetros cúbicos que “tan sólo necesita la aprobación de una Ley de Trasvase por parte del Gobierno central para que sea posible su transferencia a la cuenca del Guadalquivir y sumarse así a los otros 4,99 hectómetros que ya recibieron la luz verde en su día. “Con ello se satisfarían las demandas de los regantes del Condado a la vez que se continuaría con el alivio del acuífero, al favorecer el cierre de pozos gracias a la sustitución de agua subterránea por agua superficial”, ha concluido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *