Activistas de Greenpeace cumplen un día de protesta junto al proyecto de gas

Los activistas que este martes paralizaron las obras de la empresa energética permanecen encadenados

Greenpeace Doñana1.jpg.pTras haber pasado la noche bloqueando las entradas a las instalaciones del proyecto de Gas Natural Fenosa en las inmediaciones del Parque Nacional de Doñana, el campamento de resistencia de Greenpeace continúa su protesta pacífica. Los activistas que este martes a primera hora de la mañana paralizaron las obras de la empresa energética permanecen encadenados cumpliendo así sus primeras 24 horas de protesta.

Según ha informado la organización ecologista en una nota, la protesta se está desarrollando “con tranquilidad y los activistas se encuentran bien y animados para seguir luchando por la conservación de esta reserva única de la biodiversidad como es Doñana”.

Desde las 08,00 horas del martes una veintena de activistas “han conseguido parar las obras del proyecto de extracción y almacenamiento de gas”. Greenpeace mantiene un campamento de resistencia con tres grupos de activistas, uno a la entrada de la instalación, otro en lo alto de una de las estructuras en la zona del proyecto y otro que mantiene parada la maquinaria de la instalación gasística.

Con esta acción Greenpeace quiere denunciar que el proyecto es tan peligroso como innecesario y aleja a España de cumplir con los compromisos que va a asumir al ratificar hoy mismo el Acuerdo de París sobre el cambio climático en el Congreso de los Diputados.

Según ha declarado el responsable de campaña de Greenpeace, Julio Barea, “consideramos una incongruencia que hoy España ratifique el Acuerdo de París y a la vez autorice un proyecto de hidrocarburos que nos hará imposible cumplir ese acuerdo”.

Desde la asociación ecologista han indicado que el negocio que persigue Gas Natural Fenosa en esta zona es el almacenamiento de gas, como ya sucedió en el almacén subterráneo Castor en Castellón, que produjo más de 500 terremotos y una indemnización con dinero público a la empresa de casi 1.400 millones de euros.

FEDERACIÓN ONUBENSE EMPRESARIOS

Por su parte, el presidente de la Federación Onubense de Empresarios (FOE), José Luis García-Palacios, ha abogado este miércoles por que la Administración “exija” todas las garantías medioambientales a Gas Natural por los proyectos gasísticos en Doñana, no obstante ha remarcado que “hay otros establecimientos para ello y no habría que tocar una joya de la naturaleza, como es Doñana”.

En declaraciones a los periodistas antes de participar en el Consejo Económico y Social (CES) de la provincia de Huelva, García-Palacios ha insistido en que la FOE es “firme defensora” de que “si la administración exige normas de garantía y criterios de calidad, la empresa las tiene que cumplir”.

No obstante, ha matizado que “la cuestión es Doñana. ¿Es necesario realmente?”, ha preguntado García-Palacios. En este punto, ha precisado que en la FOE “no ha habido ningún debate al respecto”, a lo que ha añadido que una parte de la sociedad, refiriéndose a la manifestación convocada por ‘Salvemos Doñana’ y los actos de activistas de Greenpeace, y “propia Junta está en contra”.

Sin embargo, ha concluido que mientras “la Administración siga permitiendo esa posible licencia, que le exija a la empresa todas las garantías medioambientales”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *