‘La resistencia de los linces’

1

La resistencia de los lincesEl miércoles, día 7, a las 19:30 horas tuvo lugar en la Biblioteca Provincial de Huelva una presentación literaria.

Hasta aquí todo normal. Pero hay dos claves interesantes que diferencian a este evento del resto de los que suelen celebrarse en dicho lugar: no hablamos de poesía, la cual, como todos sabemos, se encuentra en auge últimamente por tierras onubenses y allende mares; y tampoco hablamos de novela. ¿De qué hablamos pues?

Hablamos de La Resistencia de los Linces, una antología de narrativa breve en la cual participan 16 jóvenes procedentes de gran parte de la geografía de nuestra provincia: desde Huelva capital, pasando por pueblos cercanos a la misma como Palos de la Frontera, el Condado de Huelva, la costa, la Sierra… Autores jóvenes de entre 19 y 34 años que asistieron al evento y leyeron algunos fragmentos de sus relatos tras las palabras de Mario Marín, prologuista de la obra, Francisco Ruano, epiloguista, y Alejandro V. Bellido, antólogo.

De la mano de Ediciones Tranvía ha salido a la luz un nuevo proyecto en el que se unen voces vírgenes en estos, a veces áridos, terrenos de la exposición pública. Alguno ya los conoce bien en el campo de la poesía, pero no en este, hoy extraño, campo que es la narrativa breve.

No podemos, sin embargo, decir que sea un campo que no esté abonado, ya que en Huelva podemos encontrar grandes voces de este subgénero: desde los ya mencionados Francisco Ruano y Mario Marín, pasando por Hipólito G. Navarro, que recientemente ha presentado en la Biblioteca su último obra, Manuel Moya o Francis Vaz, seguido de un largo etcétera. Pero no es menos cierto que Huelva, quizá por falta de una tradición de más peso, siempre ha sido tierra de poesía,  especialmente gracias a  la colosal figura del Nobel moguereño, lo que ha impedido que el cultivo del relato corto sea más abundante, en comparación. Más aún en estos tiempos en los que la poesía goza de buena salud (otra cuestión sería hablar de su calidad de vida) tal y como se puede comprobar a través del baby boom de editoriales de poesía y de los grandes éxitos de autores como Marwan, Elvira Sastre o Sara Búho, que están consiguiendo cifras en este género nunca antes alcanzadas.

Como contraposición a esta situación, Tranvía ha querido rescatar del silencio a estos jóvenes narradores, concretamente: Fran Cintado Fernández, M.S. Gómez, Julio M. Ramos, Antonio Galloso Lagos, José Periáñez Morales, Carlos Fernández Martín, Jesús Albarrán, Flores Irene, Jaime de los Reyes Moya, Diego Franco Herreros, Claudia Moreno Garrocho, Irene Berrio, Juan Francisco Mejías Peligro, Manolo Arana, Isabel Díaz Romero y José Cuevas Olmedo; con la intención de sacar a la palestra este género algo olvidado en Huelva en la actualidad y darles la oportunidad a estos jóvenes talentos de hacerse un hueco en este mundillo y dejar el pabellón bien alto en la narración corta; no solo en Huelva, sino, al menos, en toda España.

Los linces están ya en la calle, dispuestos a sobrevivir, reproducirse y pisar estos terrenos con paso seguro, firme, dejando una huella difícil de borrar. Leed el libro. Comprobadlo.

 

Compartir.

1 comentario

Leave A Reply