La subida del impuesto de sociedades da la puntilla a las pymes, según la FOE

0

El presidente de la Federación Onubense de Empresarios (FOE), José Luis García-Palacios, ha lamentado “el afán recaudatorio” del Gobierno con las últimas propuestas presentadas, entre las que destaca la subida de impuestos especiales y del Impuesto sobre Sociedades, que supondrá unos ingresos adicionales de 4.650 millones de euros y que se aplicará ya en el periodo impositivo de 2016, de modo que las empresas notarán estos incrementos en la declaración que realicen en 2017 sobre los ingresos de este año.

En una entrevista concedida a Europa Press, García-Palacios ha asegurado que esta medida “no mejora la competitividad de las empresas y puede ser la puntilla directa para muchas pequeñas y medianas empresas (pymes) y autónomos”.

De hecho, la CEOE está estudiando la posibilidad de presentar un recurso ante el Tribunal Constitucional contra el real decreto-ley de subida del Impuesto sobre Sociedades, que entró en vigor el pasado 3 de diciembre.

Según explica García-Palacios, “no le encontramos sentido e intentando adivinar cuál es el objetivo del Gobierno, no vemos otro más que un afán recaudatorio”. De hecho, asegura que “todos nos llamamos a ser más emprendedores, volver a poner a este país en senda de crecimiento sostenible, pero con estas medidas lo tenemos complicado”.

“No tiene sentido”, insiste el presidente de la FOE, ya que “hace un año se facilitó el aplazamiento y ahora de golpe y porrazo se anula”, a la par que considera que “al enfermo hay que cuidarlo hasta el momento en el que pueda afrontar sus obligaciones”.

“Se nos ha quedado cara de tontos, es algo sorprendente, ya que las pymes operan en el territorio, son como una mancha de aceite en el buen sentido de la palabra”, ha remarcado García-Palacios, indicando además que “lo que se puede prever, con estas medidas, es que muchos de estos núcleos generadores de empleo vayan a desaparecer o tengan bastante difícil su continuidad”.

LUCHA CONTRA LA ECONOMÍA SUMERGIDA

En otro orden de cosas, ha instado a la lucha contra la economía sumergida, “por ser un asunto que afecta al conjunto de la actividad empresarial, sea el sector que sea, con el que hay que acabar, contando para ello con el compromiso decidido de las administraciones competentes”.

“Este fenómeno supone el 26 por ciento del PIB de Andalucía, lo que quiere decir que una cuarta parte de la capacidad productiva no tributa ni da seguridad a los clientes”, ha señalado García-Palacios, que ha lamentado que esta opción “sea la única que le queden a ciertas personas para subsistir”.

El presidente de la FOE ha precisado que se trata de “una actividad que nos lastra y nos hace a todos como mínimo una cuarta parte más pobre”, indicando además que estas personas “no tienen cobertura legal haciéndonos un flaco favor a los que cumplimos con las medidas inspectoras para paliar esta lacra”, unas inspecciones que “deben ir buscando a quienes no cumplen”.

Compartir.

Leave A Reply