TERETES.
Los Reyes de Gabriel Cruz.
[Paco Velasco]

2

Paco VelascoEl actual alcalde de Huelva es uno de esos casos paradigmáticos del populismo de la era de la posverdad. Se postula como antítesis del popular Pedro Rodríguez, hombre de tradiciones, como combatiente de las clases dominantes y como precuela podemita de Pablo Iglesias. Se nos presenta con estas “virtudes” pero a poco que rascas en su figura, aparece el verdadero rostro del personaje. El psoecialista construye su poder sobre la defensa de las clases sociales más desfavorecidas y, una vez encaramando al mando, no solo no redime a los más humildes, sino que se pasa las consecuencias de sus perversas acciones por el arco del triunfo. El abogado Ramón López lo ha puesto de manifiesto de forma reiterada. La pena es que predica en el desierto del abandonismo de Huelva.

Gabriel Cruz miente más que habla porque en lugar de procurar el bienestar de la ciudad, no logra sino fomentar la pobreza y la exclusión social. Con inculpar al PP, ya tiene hecha la mitad de la actividad diaria. El edil invierte la otra mitad de su ocio funcional en mostrarnos la definible horterada de la capital gastronómica de España de una Huelva donde Caritas realiza filigranas para que miles de ciudadanos tengan algo que llevarse a la boca. El populismo es a la posverdad lo que la demagogia a la mentira. He ahí el retrato al fresco del muy fresco D. Gabriel Cruz.

La penúltima barrabasada de su equipo de (des)gobierno consistorial es objeto de titulares de portada en la prensa local. El Consejo Consultivo ha evacuado un dictamen por el que pone a parir a Gabriel y a los suyos, al tiempo que acusa al dirigente de ignorante y/o de manipulador. Ignorancia/manipulación compartida con el grupito edilicio onubense de Ciudadanos, otro que tal baila la samba de la irresponsabilidad. Cómo es posible que pretendieran la nulidad del Plan de Ajuste del Ayuntamiento si bastaba una mínima documentación de los expedientes para contrastar que el Pleno es competente y para comprender que sí se ha seguido el procedimiento requerido. O están aburridos o su aversión al Partido Popular les resta capacidad de discernimiento o las dos cosas.

El caso de la salvación del Recreativo de Huelva es otro caramelazo al ojo derecho de la afición onubense. Mucho bien cultural, más alardes de expropiación y multitud de zarandajas propagandísticas para que, a la postre, el club se encuentre en la UCI, los empleados sigan sin cobrar, el equipo sufra los mandobles de sus adversarios futbolísticos y el concejal Fernández continúe como gallito del corral de la ineptitud municipal con la aquiescencia del jefe de la expedición sin retorno al infierno de la desaparición.

Y dónde la política de empleo. Y qué pasa con el espigón. Del carril bici, cuándo. El asfaltado de las calles, como el Hermano Lobo, el año que viene si dios quiere. Eso sí, la tele de Susana nos dio las campanadas de fin de año y nos marcó las alertas de lo que nos espera el presente. Ya digo, Gabriel Cruz nos regaló Papá Noel, nos obsequia con los monarcas de Oriente y nos amenaza con la continuidad magnificada de su política demagógica para el 2017.

En los tiempos franquistas, el hambre material y la búsqueda de libertades eran sojuzgadas por diluvios del maná de panis et circum (fútbol y toros) de la época. Hoy, nos conformamos con el balompié y los grandes hermanos. A este paso…

Muchas gracias por tus reyes, Gabriel Cruz. Muchas gracias por la nada.

Compartir.

2 comentarios

  1. Estudiar 5 años una carrera, si la tienes que no lo se, para escribir un articulo asi, es señal que la enseñanza en este país no funciona.

    Criticas y criticas, te paraste a pensar en la situación economica que ha dejado Don Pedro las arcas del ayuntamiento, o es que en este país solo deja herencia Zapatero.

  2. Inés del Mar on

    Rsulta difícil desbarrar más; eso sí, con un ornado lenguaje sin contenido, que queda en lo que es y que no es otra cosa que una cacería a una persona, en la que el aluvión de adjetivos hace difícil separar lo que es una sana crítica de una desaforada calumnia (…perversas acciones, miente más que habla, fomenta la pobreza y la exclusión social, horterada, zarandajas propagandísticas, samba de la irresponsabilidad, barrabasada, ineptitud municipal, gallito de corral, política demagógica, …) Y es que faltan argumentos y razones y sobran descalificaciones.
    En fin, una genuina ópera querulante digna de estudio.

Leave A Reply