‘Chernobyl, el enemigo invisible’, una muestra fotográfica de Raúl Moreno

0

Este viernes, 13 de enero, a las ocho de la tarde, se inaugura en la Sala de los Brazos de la Casa Colón la exposición fotográfica ‘Chernobyl, el enemigo invisible’, de Raúl Moreno, que va acompañada del documental ‘Hijos de Chernobyl’, dirigido por el mismo fotógrafo junto a Bruno López. Se trata de una iniciativa de FEDASIB, la Federación Española de Acción Social con la Infancia afectada por Chernobyl, que se organiza a beneficio de Asnia, la Asociación de Niños de Acogida en Huelva dedicada a trabajar para el saneamiento de los niños afectados por la radiación del accidente en la central ucraniana.

De esta forma, y hasta el próximo 23 de enero, el Ayuntamiento de Huelva cede el espacio municipal que estará abierto al público de lunes a viernes en horario de 11.00 a 14.00 horas y de 18.00 a 21.00; los sábados de 11.00 a 14.00; y de 18.00 a 20.00 horas y los domingos de 11.00 a 14.00 horas.

La exposición muestra los fotogramas de un tiempo inmóvil en el año 30 después de Chernóbil. Una cifra anecdótica si se tiene en cuenta que harán falta 24 millones de años para olvidar una catástrofe de la que los especialistas aseguran que las peores consecuencias genéticas las sufrirán los hijos de los ‘niños de Chernóbil’. Una nueva generación de bielorrusos, ucranianos y rusos que, como recuerda Nieves Sánchez, representante de Asnia Huelva “crecen recordándonos por qué es y será necesario seguir acogiéndolos”.

Raúl Moreno es un joven fotógrafo que después de haber trabajado durante varios años en diversos medios como fotoperiodista, tomó la decisión de dar un giro en su vida laboral y personal desarrollando principalmente proyectos de ámbito humano y medioambiental. Su trabajo ha sido expuesto en salas de España, Italia y Ucrania. Por su parte, Bruno López ha desarrollado el ejercido de su labor investigadora en el ámbito de los nuevos movimientos sociales, principalmente en América del Sur. En la actualidad complementa esta labor académica con su actividad profesional en el medio audiovisual, donde ha dirigido numerosos proyectos documentales en los que busca establecer un dialogo multidisciplinar entre las ciencias sociales y el lenguaje cinematográfico.

En Huelva, Asnia cuenta con medio centenar de familias acogedoras. La Asociación de niños de acogida en Huelva, Asnia, tiene el objetivo de contribuir a paliar las desastrosas consecuencias producidas por la radioactividad sobre la población Bielorrusa y en particular, sobre los niños que padecen las secuelas del accidente acaecido en la Central  Nuclear de Chernóbil en Ucrania en 1986. Debido a ello, todo su entorno está contaminado, lo que comen, lo que beben, lo que respiran les está matando poco a poco, al verse expuestos a esta insana existencia. Mediante la acogida temporal de los niños en Huelva se pretende brindarles la oportunidad de vivir en un entorno saludable.

Desde hace más de una década desarrollan estos proyectos destinados a “dar vida”, ya que está comprobado que por cada estancia en la provincia onubense, con el acceso a las condiciones higiénico-sanitarias adecuadas, los niños pueden prolongar su ciclo vital hasta en 18 meses. Dieta sana, aire limpio y el sol de nuestra tierra, constituyen tres componentes fundamentales para que los niveles de radioactividad de su organismo disminuyan, prolonguen su ciclo vital y refuercen sus defensas. Además, cada verano, los pequeños se someten a revisiones pediátricas y odontológicas.

Compartir.

Leave A Reply