La crisis se hace música con ‘Ladrillos rotos’

0

El jazz, el tango, el charlestón, la siempre tradicional balada o el pegadizo chachachá han dado forma musical en las tablas del Gran Teatro de Huelva a un musical netamente onubense, ‘Ladrillos rotos‘, que se ha hecho realidad gracias al trabajo de un nutrido grupo de personas y a las aportaciones anónimas de micromecenas (más de un centenar) que creyeron en su momento en la idea de Marcos Gualda (Letras) y José Ramón Llanes Membrillo (Música).

‘Ladrillos rotos’ nos ha trasladado a la vida de un pequeño grupo de personas que malviven en un edificio a medio construir, inmersos en una crisis económica eterna. Vamos, un resumen perfecto de lo vienen siendo los nueve últimos años de este país, roto económicamente por una crisis internacional y por el fin de aquella locura que nos llevó a construir pisos y más pisos y a creernos ricos, cuando en realidad lo único que habíamos hecho era endeudarnos hasta las cejas.

Pegadizas y modernas, con letras dramáticas “salpicadas de humor” y una escenografía creada por el artista onubense Víctor Pulido. “El espíritu de la obra es un mensaje que apela a la acción y a la resistencia a través de la sonrisa”, tal como han dicho los responsables de esta bendita locura que se ha hecho realidad y que vivirán en los próximos días nuevas representaciones en Valverde del Camino (28 de enero) y en Zalamea la Real (4 de febrero).

Las canciones del espectáculo han tenido como protagonistas a siete solistas con veces muy personales –Rosa Cabrera, Juan Morales, José Luis Forero, Carlos Llanes, Eva Salas, José María Perea y Eugenio Mantero–, brillantemente acompañados de un coro de 33 integrantes, y los 22 músicos de La Banda del Interés Variable, en lo que es otra novedad importante, la música en directo. Y junto a las canciones no ha faltado el baile, con la presencia de ocho bailarines de tango y latino.

El trabajo de Lolo Fernández, clown principal del Circo del Sol, en la función de director de actores, con la colaboración de Esperanza Perea; de Alejandra Sabena, coreógrafa y bailarina de tango de dilatada trayectoria, que ha sido la responsable de la coreografía general y de tangos; y de Charlie y Vero, pareja onubense con títulos mundiales en la categoría de Pasos Libres, que se han encargado de la Coreografía de Bailes Latinos, se ha visto recompensado por un público entregado que podido disfrutar de un evento de características únicas. Gaspar Foncuevas y Ángel Roberto Pericet han sido los responsables del plano de luces y Juan Carlos Conejo, de la sonorización.

 

 

 

 

 

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies