DESDE MI CABINA: Sin tiempo

1

(Texto: Paco Morán) La derrota ante el Sanluqueño ha dejado muy tocado al entorno albiazul. Podríamos incluso hacer una regla de tres argumentando que si el colista nos hace cuatro goles, ¿qué harán el resto de los equipos que nos queda por delante?

El debate sobre los refuerzos lleva tres meses sobre la mesa. Pero a falta de una semana para que se cierre el mercado invernal, dudo en que el Recre pueda ampliar su plantilla. Y más cuando aún no ha resuelto el tema de su entrenador.

Yo pensaba que una venta encubierta por la vía de urgencia podría dar la opción de reforzar al equipo, pero entiendo que ni tan siquiera el tiempo restante permitiría a un inversor hacerse cargo de la deuda con los jugadores. Desconozco si habría algún mecanismo legal que permitiera esa venta y si el inversor estaría dispuesto a seguir adelante con su intención de comprar un club que se debate entre el descenso a Tercera y la incógnita de la permanencia.

Los entendidos dicen que hay un 90% de probabilidades de descender si el equipo no se refuerza. Considero que no habrá tiempo ni elementos para reforzar al equipo. Toca jugar a la ruleta rusa para evitar el descenso.

Desde la limpiadora del Colombino hasta el presidente, han manifestado la necesidad de reforzar a la plantilla para evitar el caos. No hay una relación causa efecto cuando con más hincapié se hace que gritar a voces en este momento no solucionaría nada.

El Recre en este instante sólo tiene dos caminos: una venta encubierta o jugar a la ruleta rusa con la actual plantilla. Posponer la venta cuando llegue el mes de marzo o abril, podría dejar desierto el concurso público. Esto sería la desaparición.

Según el alcalde, Gabriel Cruz, hay dos inversores dispuesto a comprar el Recre. De ese inversor que yo conozco, puedo decir que si el Recre tiene un pie y medio en Tercera no compraría el club en esas condiciones. Sí lo compraría mañana mismo para salvar la situación pagándole a los jugadores y trayendo de la mano a cinco o seis y a un entrenador. Pero si la venta no se ha intentado en los últimos tres meses, dudo mucho que en una semana se pueda hacer tantos documentos para ello.

Las prisas no son buenas, y menos cuando ya el ahogado tiene poca esperanza de vida. Seguiré predicando en el desierto de la incomprensión como he venido haciéndolo en los últimos cuatro meses. Venta o muerte. Pero ahora reconozco que no queda tiempo para hacerla ‘ayer’.

Compartir.

1 comentario

  1. Paco, ¿cuantos puntos nos hace falta para jugar la promocion de ascenso?

    Muchos intereses creados y poco recreativismo

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies