DESDE MI CABINA: Un 31 estéril

1

(Texto: Paco Morán) El Recre sigue arañando sobre el césped y dejándose el alma los jugadores, pero las cosas siguen igual.

La zona roja de la clasificación parece ser el destino constante del equipo. Se ha bajado un puesto y se ha consumido un día para saber si definitivamente habrá o no refuerzos para garantizar al menos la permanencia.

El día 31 de enero casi lo podemos tocar con las manos, y si bien hay posibilidades, son nulas las probabilidades de que al final se pague a los jugadores todo lo que se les debe y que es mucho.

Y ya no sólo será 31 para cerrar el mercado de fichajes, sino también llega ese día en el que el acuerdo plenario de vender el Recre antes de ese día, se incumplirá. Todos los concejales, sin excepción, votaron sí a la venta antes de final de este mes. Como habrán podido comprobar esto no se hará.

Desde hace más de un mes he venido diciendo que si la propiedad no tiene en cuenta al inversor que quiere salvar al Decano, no habría posibilidad de llegar a un acuerdo con Hacienda y menos aún poder reforzar la plantilla. El inversor, del que se ha pedido informes y han sido todos muy positivos, se ha quedado compuesto y esperando al novio en el altar.

Entiendo que tras la destrucción que Comas hizo de la entidad era y es sumamente difícil enderezar el rumbo, pero también considero que las cosas se han podido hacer mejor de lo que se han hecho hasta ahora. El vaivén y los cambios bruscos de dirección en la hoja de ruta no han ayudado en nada a mejorar la situación deportiva y económica. Pero las cosas son como son y no como nos gustaría que fuesen. Y con esta situación no queda otra que ayudar al equipo, mimar a los jugadores y esperar el milagro de la permanencia.

Al menos nos queda el consuelo de que jugadores como Iván Aguilar y Ubay Luzardo podrían quedarse. El primero ya lo ha confirmado; el segundo espera la solución de sus problemas personales.

Quedan las dos situaciones que a veces nos hacen ser optimistas y a veces pesimistas.

Soy optimista porque veo a una plantilla comprometida que deja lo que tiene en los entrenamientos y en el terreno de juego. Nadie puede dudar de cómo el jugador se deja el alma en cada partido. Y lo hace desde agosto. Cierto es que si el equipo es tercero por la cola será porque las virtudes del equipo en conjunto no da más de sí. Pero en favor de los jugadores, digo que las malas condiciones de trabajo y la falta de compromiso de pago del club, minimizan su concentración.

De otro lado, soy pesimista porque los jugadores seguirán sin cobrar y las condiciones de trabajo serán peores habida cuenta de que sigue sin entrar un euro en las arcas del club.

Con todo esto, habrá que seguir pidiendo al aficionado que lo que tenemos es esto y con esto hay que mantener la categoría para garantizar el futuro de la entidad.

Compartir.

1 comentario

  1. No será hora ya que deje de hablar de sus inversores y en virtud de solicitada transparencia, comience a dar nombres y apellidos?

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies