Escolares conocen los valores y características de las marismas

0

El Paraje Natural Marismas del Odiel ha tomado como referencia el programa ‘Mi Marisma, mi escuela’ para celebrar el Día Mundial de los Humedales y el Día Mundial de la Educación Ambiental, ambos conmemorados en los últimos días por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio con distintos actos en Andalucía.

Los responsables de la Reserva de la Biosfera han hecho coincidir el Día Mundial de los Humedales, el 2 de febrero, con la jornada práctica del programa, para poner en conocimiento los valores y las características de las marismas. En la misma medio centenar de alumnos del colegio Santa Teresa de Jesús, Las Teresianas, de Huelva, ha participado activamente. Previamente, el pasado 26 de enero y con motivo del Día Mundial de la Educación Ambiental, el colegio El Puntal de Bellavista, en Aljaraque, protagonizó una jornada educativa especial en el centro para adquirir contenidos teóricos.

El programa de Educación Ambiental ‘Mi marisma, mi escuela’, impulsado por las consejerías de Educación y por la de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio y patrocinado y promovido por la Fundación Atlantic Copper, es un referente en la materia. Fue galardonado con el Premio Andalucía de Medio Ambiente en 2014).

Alrededor de 30 centros educativos participan durante cada curso escolar en este programa, del que se han beneficiado a lo largo de sus cinco años de existencia más de 6.000 alumnos del entorno geográfico del Paraje Natural Marismas del Odiel.

En un primer momento, el personal de Marismas del Odiel se traslada a las aulas para una primera parte teórica. Posteriormente, la escuela acude a la Reserva de la Biosfera a través de una serie de visitas guiadas por un humedal de referencia en Europa. La iniciativa se desarrolla mediante contenidos y dinámicas que siguen una metodología participativa. El juego y el autodescubrimiento son herramientas esenciales en el programa.

A través de su paso por el centro de interpretación, los senderos y observatorios y con el refuerzo de una serie de sesiones teóricas en sus aulas, los menores conocen de primera mano los paisajes, los ecosistemas y las especies que confluyen en una de las zonas de marismas mareales más importantes y en mejor estado de conservación de la Península Ibérica. Además, tienen un acercamiento al monte mediterráneo, a la salina y a las lagunas de agua dulce, entre otras riquezas naturales.

En última instancia, una vez asumidos los conceptos, los alumnos realizan un trabajo en grupo, con formato libre y temática relacionada con los contenidos de los talleres.

‘Mi marisma, mi escuela’ tiene el objetivo de impulsar la educación y la sensibilización ambiental en el entorno de este espacio protegido, así como la integración del paraje natural en la sociedad onubense a través del colectivo escolar, como garantía de futuro para su conservación.

Estos propósitos se incluyen en la Estrategia Andaluza de Educación Ambiental. Los criterios básicos de este documento persiguen la interconexión del medio natural con los sistemas sociales, económicos y culturales, la toma de conciencia de la relación entre los casos locales y los problemas globales y el desarrollo de una ética y unos hábitos de vida sostenibles.

Compartir.

Leave A Reply