DESDE MI CABINA: “Actitud y aptitud en el Recre”

0

(Texto: Paco Morán) Una victoria balsámica, ha logrado que el Recre mire la semana de otra manera a las de antes. Cierto es que en el fútbol los resultados son los que validan el estado de ánimos de todos. Tendremos una semana más placida sin olvidar que el camino es muy largo. Y lo será, porque los equipos se han reforzado y la zona roja está muy abierta. Ni un solo rival es carne de Tercera cuando no hace mucho, Sanluqueño y Extremadura, casi lo eran. Con dos equipos casi nuevos y reforzados, éstos  serán unos rivales directísimos a no bajar.

La liga se comprime por abajo y ya son casi nueve los candidatos a cinco plazas. Ahí deberá el Decano tener sus más sinceras opciones de salvaguardar su futuro. La venta pasa por un pliego que será un éxito o fracaso en función de lo que diga la clasificación.

No hay más jugadores que los que se tienen para lograr el éxito. Todo está en manos de ellos.

Y lo malo y lo bueno se conjugan para analizar qué podrán dar de sí. Nadie duda en que los jugadores del Recre dan el 200% de lo que llevan dentro, si bien la clasificación no refleja ese ímprobo esfuerzo semanal y dominical. Blanco y en botella cuando se quiere definir una obviedad.

Si los jugadores se dejan el alma y la piel, ¿por qué el equipo da de sí lo que se espera? La respuesta es más fácil de lo que parece: su actitud es encomiable; sus virtudes, no tanto. No podemos exigirles más a los jugadores. No es esa la clave para salvar la categoría.

No se puede pedir lo que no tienen muchos de ellos, y que bastante hacen con vaciarse en cada momento con lo que vienen padeciendo en estos dos últimos años. La virtud es necesaria para poder ser un jugador con nivel para lograr fútbol que genere goles y condiciones para evitarlos.

Hay jugadores que están jugando en el equipo porque no hay otros.

De ahí que esté totalmente en contra de los aficionados que quieran pedir más a los jugadores.

En condiciones normales el Recre no tendría la defensa que tiene. En condiciones normales el Recre no tendría a los delanteros que tiene.

Las circunstancias provocada por la destrucción que Comas hizo de la entidad, nos ha traído hasta aquí.

Los malos tiempos son reversibles. Son estos jugadores lo que tienen que mantener la categoría para ser atractivo el pliego de condiciones que, dejará al Recre en manos privadas esperando un mejor futuro.

Compartir.

Leave A Reply