El Bono Social del Agua en Cartaya ayuda a casi cien familias

0

El Área de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Cartaya ha hecho balance del servicio conocido como “Bono Social del Agua”, una ayuda municipal a las familias de la localidad en situación económica de vulnerabilidad o riesgo social que se ha puesto en marcha “para garantizar que ninguna familia cartayera se queda sin suministro de agua debido a su situación económica”. También va destinada a aquellas familias que sin encontrarse en esta situación en concreto, atraviesan una crisis puntual que le hace imposible hacer frente al pago del recibo.

En cualquier caso, se conceden en base a los informes de los técnicos municipales, que además, detalló la responsable municipal, “hacen un seguimiento exhaustivo de los casos, puesto que estas ayudas no sólo pueden ser ayudas directas para el pago del recibo, sino también gestiones con la empresa suministradora, para el fraccionamiento de la deuda o para el aplazamiento de la misma”.

En este sentido, señaló la concejala de Servicios Sociales, “se trabaja con estas familias y se realiza un seguimiento que garantiza el uso responsable de estas ayudas y sobre todo, con el objetivo conseguir que normalicen su situación de cara al futuro, gestionando con la empresa, en muchos casos, el aplazamiento de la deuda o el que se les facilite el pago en cómodos plazos, dependiendo del caso”.

Así, en 2016, los Servicios Sociales municipales atendieron por este concepto a un total de 91 familias cartayeras, a las cuales se le concedieron ayudas directas para el pago del recibo o de una parte de la deuda de cerca de 8.200 euros, y se hicieron gestiones para el aplazamiento de deudas por importe de cerca de 12.000 euros. En 2015, se atendió a 114 familias, se concedieron ayudas directas por más de 9.000 euros, y se gestionaron aplazamientos por más de 10.000 euros.

El Bono Social del Agua es, según María Isabel Pérez Ramblado, “una de las ayudas que gestionamos directamente desde los Servicios Sociales municipales, desde donde los técnicos trabajan durante todo el año y desde distintos ámbitos, con las familias en riesgo de exclusión social, a las que se les ofrece una atención integral de apoyo en todos los aspectos, y sobre todo, con las que se trabaja directamente para proporcionarles las herramientas oportunas que les permitan normalizar su situación”.

 

Compartir.

Leave A Reply