Intervienen más de 1.700 kilos de cítricos robados

0

Durante la primera semana de febrero, se ha han relacionado un total de catorce personas e incautado 1.736 Kilos de cítricos sustraídos en fincas dedicadas al cultivo de este fruto en las localidades de Hinojos, Cartaya y Lepe.

En estos dispositivos han intervenido agentes de Guardia Civil especializados en el seguimiento y prevención de los robos en el campo (Equipos Roca), en coordinación con patrullas de Seguridad Ciudadana y Policía Local, intensificando los servicios de vigilancia en las posibles zonas afectadas por hurtos y robos de cítricos en fincas de las diferentes localidades.

El pasado jueves, en una de los recintos ubicados en la zona de Las Posturas de la localidad de Hinojos, accedieron autores al interior de la finca fracturando la valla perimetral, y tras llenar varios vehículos de mandarinas, emprendieron la huida.

La Guardia Civil junto con Policía Local iniciaron un operativo coordinado para la localización de los autores, interceptando en la A-49 sentido Huelva a uno de los vehículos con tres ocupantes y gran cantidad del fruto en su interior.

Un segundo vehículo, emprendió la huida dirección Villarrasa y ante la presencia de los agentes, cambió la dirección hacia un camino de tierra donde posteriormente fue interceptado, hallando en el maletero gran cantidad del fruto sustraído.

Este operativo se saldó con tres vehículos incautados, cinco detenidos y 470 kilos de mandarinas que fueron devueltos a su legítimo propietario.

Ese mismo día en la localidad de Cartaya se relacionó a tres personas como supuestas autoras de un robo en interior de una finca tras fracturar el candado de la puerta principal, sustrayendo 200 kilos de naranjas los cuales una vez incautados fueron devueltos a sus legítimos propietarios.

Un total de 60 kilos de naranjas y limones fueron incautados días antes en la misma localidad, siendo puesta una persona relacionada a disposición judicial.

En el día de ayer, la Guardia Civil interceptó a tres vehículos en la N-431 a la altura de Cortados. Los agentes al inspeccionar los turismos, hallaron gran cantidad de naranjas, las cuales, tras investigar su procedencia y gracias a la aportación de algunos testigos, se comprobó que fueron sustraídas supuestamente de una finca de la localidad de Lepe.

La operación se saldó con cinco personas relacionadas y 1000 kilos de naranjas que fueron devueltas a su legítimo propietario.

El éxito de todos los operativos ha sido posible gracias a la rápida colaboración ciudadana, con sus llamadas a la Central de Coordinación de la Guardia Civil 062 antes las sospechas de la comisión de una infracción penal.

Compartir.

Leave A Reply