La siniestralidad laboral en Huelva, la segunda más alta del país

0

El secretario general de CCOO Huelva, Emilio Fernández y la secretaria de Salud Laboral y Medio Ambiente de CCOO-A, Nuria Martínez, han hecho un balance de lo que han sido la siniestralidad y la accidentabilidad laboral en Andalucía y Huelva en 2016, año en el que ha aumentado la mortalidad  en Andalucía un 4,73%  con respecto a 2015 con cien personas trabajadoras fallecidas en el ámbito laboral y en Huelva un 4,30%.

Emilio Fernández, secretario general de CCOO Huelva, ha afirmado que “el índice de incidencia general  se ha incrementado con respecto al 2015 en un 4,30% un dato que resulta preocupante pero a esto hay que añadirle que,  con respecto a los accidentes mortales en la provincia de Huelva se ha experimentado un incremento en un 478,83%, pasando de una persona fallecida a seis personas”. De los seis trabajadores que perdieron la vida en nuestra provincia, ha continuado el sindicalista,  cuatro solo llevaban un mes trabajando y uno era su primer día.  Analizando los datos por edades, Fernández ha resaltado que “uno de cada tres accidentes laborales en Huelva recayó sobre personas menores de 35 años, sufriendo esta franja de edad los índices más altos en cuanto a siniestralidad se refiere”.

Para Fernández,  “en los últimos años hemos observado como las empresas han optado por recortar las inversiones en prevención de riesgos laborarles dentro del proceso del abaratamiento de los costes laborales, el problema es que las empresas no entienden  que el coste en materias preventivas no es un gasto sino una inversión”. En este sentido, el sindicalista ha reclamado a la administración autonómica un mayor compromiso con esta problemática, “no es lógico que siendo la Junta de Andalucía consciente de estos datos  no haya reunido al  Consejo de Prevención Riesgos Laborales en los últimos dos años”. Por otro lado, Fernández ha instado a las administraciones a que “realicen una apuesta decidida por la inspección de trabajo, dotándola de los recursos suficientes para que puedan vigilar que la normativa en materia de prevención de riesgos laborales se aplique en las empresas”.

Por su parte, Nuria Martínez, responsable de salud laboral de CCOO-A, ha afirmado que “en 2016, se produjeron 94.000 accidentes de trabajo en Andalucía y más de cien personas perdieron la vida, pero los datos pueden ser aun peores,  ya que en estas estadísticas no están recogidos los datos de los trabajadores autónomos, ni las personas que por necesidad se ven obligadas a trabajar en la economía sumergida”. De las cien personas fallecidas, Martínez ha explicado que la mitad no llegaba al año en la empresa, 23 llevaban menos de un mes y siete estaban en su primer día. “Esto nos hace pensar que, sobre todo en el caso de esas siete personas, o no había un contrato de trabajo o no se les había dado la formación y el acompañamiento pertinente para su puesto”.

Con la actual situación del mercado de trabajo, donde priman la precariedad laboral y el temor del trabajador, debido a la reforma laboral y a la instrumentalización absoluta de la misma por parte del sector empresarial, ha tenido una traslación incluso a las causas de accidentabilidad en 2016. “Estamos ante el año con más accidentes relacionados con el corazón, cerebro y vasos sanguíneos, lo que se traduce en hipertensión, cardiopatías, ictus, o arritmias, de manera que el 41% de los fallecimientos del año pasado se debieron a estas causas y no a la falta de medidas de seguridad como ocurría tradicionalmente”, ha señalado.

Con respecto a la Inspección de trabajo, la sindicalista ha cuestionado su funcionamiento “somos la tercera comunidad  en cuanto a siniestralidad se refiere sin embargo somos la onceava comunidad con respecto  a las sanciones impuestas por la inspección en materia de prevención, con este dato podríamos concluir que la inspección en esta materia actúa mas  como asesora que como instrumento sancionador y corrector”.

Martínez ha demandado más compromiso por parte de la administración y una actuación más contundente por parte de la Inspección a la hora de sancionar”, “2017 debe ser el año en el que se acabe con la impunidad empresarial y la salud de los trabajadores este por encima de los beneficios empresariales”, ha manifestado.

 

 

Compartir.

Leave A Reply