‘Cuando aparecen los hombres’, el regreso de Marian Izaguirre

0

La escritora Marian Izagirre regresa a la novela con ‘Cuando aparecen los hombres’ (Lumen), una historia sobre el recuerdo de una mujer y cómo se construye la identidad a través de los ojos del otro. “Si nadie te ve, no podrás construir tu identidad ni ser tú mismo”, ha señalado la autora en la presentación del libro.

La desaparición de Teresa Mendieta marca la vida de Philippe, un maestro de esgrima que dedicará sus últimos años a buscar a su alumna. Con su investigación, Philippe va descubriendo partes ocultas de la vida de Teresa, quien paralelamente irá jugando con sus antepasados para forjarse una nueva personalidad.

“La novela trata sobre aquello de lo que echas mano para crecer y hacerse visible entre nosotros mismos. Ella tiene un modelo positivo que no sabe que lo está siguiendo –Elizabeth, una mujer muda– y un modelo negativo, que es el de su madre, alguien alegre y desenfadada pero a la que no quiere parecerse”, ha explicado Izaguirre.

En realidad, ‘Cuando aparecen los hombres’ utiliza la técnica de los espejos para mostrar al lector cómo varía la idea sobre una persona, dependiendo del punto de vista del que se mire. “Hay un triángulo en el que entran la ficción, la realidad y la verdad. Para mí, la verdad no siempre es el reflejo de la realidad, y la ficción puede completar esta visión”, ha señalado.

De hecho, en su reconstrucción de Teresa, Philippe llega a afirmar que hay partes que se ha inventado, que para Izaguirre son “de las mejores páginas del libro”. Los silencios también ayudan a recomponer al personaje. “A veces hablar de uno solo sirve para ofrecer trozos de espejo roto que ofrecen una imagen falsa. Las palabras entorpecen el sonido de la vida”, ha añadido.

PROTAGONISTAS MASCULINOS

Tal y como indica el título, en esta novela hay “grandes presencias” de personajes masculinos, que se hacen “visibles en toda la gama de personalidades: leales como un padre, los amantes, los primeros amores que se convierten en leyendas y marcan una vida, los hombres buenos a los que se corta el paso, los hombres nuevos que no dejas entrar en tu vida…”.

Sin embargo, Izaguirre otorga el protagonismo absoluto a Teresa y reconoce que es una tendencia que seguirá en los próximos años. “He escrito muchas novelas con personajes masculinos, pero según avanzo me siento cada vez más cercana a los femeninos, porque me es familiar”, ha señalado. Sobre cómo marcan los personajes masculinos a las mujeres, asegura que “igual que te puede marcar visitar un país extraño”.

TENESSEE WILLIAMS Y DALÍ

Por las páginas de ‘Cuando aparecen los hombres’ se viaja a lugares como Cataluña, País Vasco o Francia y desfilan nombres de artistas como Tennessee Williamos o Dalí, además de otros que se sugieren como los de Truman Capote o Harper Lee. “Si hablan de ellos, sí uso sus nombres, pero si son los famosos los que tienen que hablar, uso pseudónimos: no les voy a hacer decir cosas que no dijeron”, ha señalado.

Izaguirre, que de todas sus novelas se queda con ‘La vida cuando era nuestra’ que ha sido traducida a varios idiomas, ha apuntado que esta novela es “para lectores exigentes”, debido a su estructura. “Yo siempre sigo un mandamiento que se lo leí a Milan Kundera: las novelas tienen que ser fáciles de leer y difíciles de entender”, ha aseverado.

Este trabajo es en cierta manera una continuación de su anterior trabajo, ‘Los pasos que nos separan’, puesto que Izaguirre mantiene “el problema de la culpa”. Y la autora vasca adelanta que el final de ‘Cuando aparecen los hombres’ podría servir de semilla para su próxima novela. “Para la siguiente ha quedado el hilo de las desapariciones y voy a tirar de él”, ha concluido.

Compartir.

Leave A Reply