DESDE MI CABINA: Un minuto salvador

0

(Texto: Paco Morán) Corría el minuto 94 del partido. Miguelito recibe, amagando con ir a la izquierda y en un movimiento de cintura deja a su par clavado. Avanza dos metros hasta soltar el zarpazo que daba al Recre la victoria y le sacaba  de los puestos de descenso. Unos tres segundos, 35 metros y un jugador diferente, ha cambiado el singo de la semana

De los detalles positivos y negativos del partido de ayer ante La Balona, vale resaltándose los tres puntos y la salida de la zona de arenas movedizas.

Asistimos a un partido no bueno, por no decir malo.

Imprecisiones de unos y otros daba como resultado previsible el cero a cero al término del choque.

El talento de Miguelito salvó al Decano de lo que habría sido una semana compleja. Un minuto lo cambia todo en la vida y todo ahora se ve de otro color al mirar la clasificación.

Pero queda aún mucho sendero por delante para ver la salvación consumada. Y con la salvación la supervivencia.

Hubo durante el partido pitos justificados por el cambio de Pape, algo que perdía su razón de ser cuando supimos que el senegalés había pedido el cambio según Pavón. No dudo de la palabra de nadie, pero tengo mis dudas. Yo, al igual que el público, pité el cambio, si bien me guardé el salvoconducto al decir: silbo en tanto en cuanto el jugador no haya pedido ser sustituido.

Tengo entendido que Pape no pidió el cambio. Pero no quiero hacer una telenovela de esto.

Y no le gustó al público el cambio de Iván Aguilar. La verdad que en ese sentido he de decir que el jugador no estaba fino y muy cansado. Ahí sí coincidí con Pavón en el cambio.

Y por nombrar el ‘incidente’ del término del partido, éste llegaba cuando Rua, miembro del cuerpo técnico, alzaba los brazos una vez que Miguelito hacía el gol.

Tal vez al dirigirse al público alentando para que siguieran animando la grada pudo interpretar que era una recriminación por los pitos anteriores.

Yo hablé con Rua y para nada era esa su intención. En el vídeo colgado en mi Facebook se puede ver a Rua animando a la gente con brazos en alto.

Nos hacemos eco para decir que el cuerpo técnico del Recre lleva dieciocho meses sin cobrar y entiendo el júbilo, el enfado, el no entender cosas… En definitiva, hay que ponerse en la piel de un trabajador que va camino de dos años sin cobrar.

Hay que tenerla muy dura para tener una empresa que no paga a sus obreros. He dicho.

Compartir.

Leave A Reply