1 año y 9 meses de prisión por agredir a un guardia civil

0

El Juzgado de lo Penal número 2 de Huelva ha condenado a un vecino de Bollullos Par del Condado a la pena de un año y nueve meses de prisión por los delitos de atentado y lesiones hacia un agente de la Guardia Civil, obligándole a indemnizar al mismo con 2.100 euros.

La sentencia recoge como hechos probados que el condenado, con ánimo de atentar contra la integridad corporal ajena así como menoscabar la autoridad que los agentes, se acercó al cuartel de la Guardia Civil y dijo por el telefonillo que “acababa de matar a su mujer, siendo una treta para que le abrieran”, y que, una vez dentro, atacó de manera sorpresiva al único agente que se encontraba en el cuartel, agarrándole del cuello y diciendo que quería “ir a la cárcel y que iba a matar a mi mujer”.

Este hombre se encontraba en un estado de agresividad extremo y, temiendo el agente de la Guardia Civil por su vida, intentó protegerse al mismo tiempo que requería al agresor para que se tranquilizara. Sin embargo, el condenado, haciendo caso a los requerimientos del agente, se dirigió hacia él y le volvió a dar nuevos golpes, rompiéndose durante la agresión mobiliario del cuartel e intentado, simultáneamente, arrebatarle la pistola, según han informado desde la Asociación Unificada de los Guardias Civiles (AUGC), cuyos servicios jurídicos han asesorado y representado al agente.

Finalmente, el agredido logró reducirlo y avisar a los compañeros para que acudieran en su auxilio, pero sufrió lesiones consistentes en contusión en hombro derecho, con contractura de trapecio derecho así como erosiones múltiples, que tardaron en curar más de 30 días.

Desde AUGC lamentan que “la única patrulla que pudo prestarle protección a este compañero en un principio fue la de Policía Local, ya que la Guardia Civil no tenía ninguna en las proximidades”, por lo que lamentan “la falta de personal existente en las unidades de la Comandancia, no solo por los mínimos anuncios de plazas a cubrir en los puestos, sino por la descoordinación, el mal despliegue de los puestos, y el cada vez mayor número de agentes dedicados a otro tipo trabajos”, que no son los de prevención de la delincuencia, sino destinados a tareas burocráticas, comisionados, agregados y “otros asuntos que merman la cantidad de agentes destinados a estas labores”.

Por todo ello, desde la AUGC aconsejan a todos los guardia civiles, que se encuentren solos durante el servicio de puertas, que no atiendan a los ciudadanos, sin ante reclamar la presencia de una patrulla que le de protección mientras recoge denuncias o atiende a los detenidos.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies